28 febrero 2010

No tan alto





De cuando en cuando y a lo lejos
hay que darse un baño de tumba.

Sin duda todo está muy bien
y todo está muy mal, sin duda.

Van y vienen los pasajeros,
crecen los niños y las calles,
por fin compramos la guitarra
que lloraba sola en la tienda.

Todo está bien, todo está mal.

Las copas se llenan y vuelven
naturalmente a estar vacías
y a veces en la madrugada,
se mueren misteriosamente.

Las copas y los que bebieron.

Hemos crecido tanto que ahora
no saludamos al vecino
y tantas mujeres nos aman
que no sabemos cómo hacerlo.

Qué ropas hermosas llevamos!
Y qué importantes opiniones!

Conocí a un hombre amarillo
que se creía anaranjado
y a un negro vestido de rubio.

Se ven y se ven tantas cosas.

Vi festejados los ladrones
por caballeros impecables
y esto se pasaba en inglés.
Y vi a los honrados, hambrientos,
buscando pan en la basura.

Yo sé que no me cree nadie.
Pero lo he visto con mis ojos.

Hay que darse un baño de tumba
y desde la tierra cerrada
mirar hacia arriba el orgullo.

Entonces se aprende a medir.
Se aprende a hablar, se aprende a ser.
Tal vez no seremos tan locos,
tal vez no seremos tan cuerdos.
Aprenderemos a morir.
A ser barro, a no tener ojos.
A ser apellido olvidado.

Hay unos poetas tan grandes
que no caben en una puerta
y unos negociantes veloces
que no recuerdan la pobreza.
Hay mujeres que no entrarán
por el ojo de una cebolla
y hay tantas cosas, tantas cosas,
y así son, y así no serán.

Si quieren no me crean nada.

Sólo quise enseñarles algo.

Yo soy profesor de la vida,
vago estudiante de la muerte
y si lo que sé no les sirve
no he dicho nada, sino todo.


Pablo Neruda



Chile: Bachelet confirma cifra de 214 muertos e informa de cerca de 2 millones de damnificados





La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, informó este viernes que cuando ya han transcurrido 15 horas del devastador terremoto de 8,8 en la escala de Richter, hay 214 muertos, 15 desaparecidos y cerca de dos millones de damnificados.

"Tenemos 214 víctimas fatales, 15 desaparecidos, cerca de dos millones de damnificados, alrededor de un millón y medio de viviendas con algún grado daños. Además de hospitales, infraestructura vial, portuarias y aeroportuarias seriamente afectadas", dijo la mandataria chilena durante un mensaje televisado.

Pese a los números dados por la mandataria, Fernando Coloma, intendente de Maule, una de las regiones más afectadas por el sismo, afirmó a TV Chile que sólo en esa zona hay al menos 237 muertos y más de 150 desaparecidos.

Asimismo recordó que ha decretado "zona afectada por catástrofe" a seis regiones del país, lo cual permitirá la agilización de los recursos necesarios para atender la emergencia.

"Mi más profundo sentimiento de pesar a los familiares de las víctimas", lamentó Bachelet.

Asimismo, relató que ha sobrevolado las regiones más afectadas "para coordinar las acciones necesarias".

"La fuerza de la naturaleza ha afectado duramente nuestra patria, estamos tomando medidas necesarias para normalizar los servicios básicos", insistió la Presidenta.

Agregó que su Gabinete realizará un "pormenorizado catastro en diversas regiones", para enfrentar la catástrofe.

Confirmó que el inicio del año escolar está paralizado hasta el próximo 8 de marzo del presenta año. Del mismo modo, anunció que están suspendidos los "actos masivos por 72 horas".

También se "están haciendo todos los esfuerzos para el abastecimiento de agua, energía eléctrica, transporte público" y garantizar el sistema de salud.

Hizo un llamado a todo el pueblo chileno a confiar en su gobierno, mantener la calma y "hacer uso racional de la energía eléctrica y sus combustibles".

La mandataria agradeció a los "medios de comunicación social que han estado informando a la ciudadanía", sobre la tragedia. Asimismo, resaltó " la solidaridad de los países" y el apoyo de la comunidad internacional.

"Nuestra historia está plagada de catástrofe (...) no tengo duda de que saldremos adelante, una vez más, ¡Fuerza Chile!", culminó su discurso.




Minutos antes, el ministro del Interior, Edmundo Pérez, había adelantado que la cifra de muertos era de 214, aunque explicó que debido a la magnitud del desastre aún no se tienen cifras definitivas.

"El número de fallecido es de 214" señaló, sin embargó, advirtió que no tiene información sobre las víctimas desaparecidas.

"Va a ser muy difícil llegar a cifras precisas", advirtió el ministro y dijo que "no queremos dar nombres hasta que estemos seguros".

Tras citar las cifras de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), el jefe de la cartera de interiores, hizo un llamado a la calma y alertó a las personas que necesitan desplazarse a otras regiones "que lo hagan de forma ordenada".

"Desde el año 1960 (fecha del terremoto de Valdivia, el mayor de la historia) nunca habíamos tenido un terremoto así", dijo Pérez Yoma, quien agregó que las autoridades esperan "tener un país más normalizado" en las próximas 48 ó 72 horas.

Poco después de las tres de la madrugada de este sábado, un sismo de 8 en la escala de Richter sacudió a Chile. El desastre natural ha dejado hasta los momentos 147 muertos, según los últimos datos de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi). Las estimaciones de pérdidas materiales aún no se conocen, pero imágenes de televisión y fotografías periodísticas revelan destrozos en carreteras, puentes, edificios y viviendas.

El epicentro se ubicó a unos 90 km de Concepción, ciudad de medio millón de habitantes y unos 500 km al sur de Santiago, precisó en Santiago la televisión estatal chilena. El epicentro exacto es en la zona de Cauquenes, confirmaron autoridades locales.

Las calles de Santiago estaban repletas de gente en horas de la madrugada, se mezclaban personas en pijamas que rehusaban regresar a sus viviendas por las continuas réplicas, y nutridos grupos de jóvenes que abandonaron discotecas y fiestas, reportan medios locales. Esta es la última semana del período de vacaciones en el país.

Fuente: Telesur
Fotos: Efe





Parálisis



¿Washington en bancarrota? Es la palabra que utilizó el vicepresidente Joe Biden en una entrevista: “Actualmente, Washington está en bancarrota” (www.cbsnews.com, 17-2-10). ¿Estados Unidos inestable políticamente? Es lo que escuchó en bocas extranjeras, por primera vez en su vida, Thomas L. Friedman, tres veces premio Pulitzer de Periodismo, cuando cubría el Foro Económico de Davos (www.nytimes.com, 31-1-10). En el marco de ese barómetro económico global de primer nivel, un empresario norteamericano declaró a Friedman que todo el mundo le preguntaba sobre “la inestabilidad política en EE.UU., nos hemos convertido en algo impredecible para el mundo”.

Paul Krugman, Premio Nobel de Economía 2008, no evita el tono melodramático cuando se refiere al tema: “Siempre supimos que el reinado de EE.UU. como la nación más grande del mundo llegaría eventualmente a su fin. Pero la mayoría de nosotros pensamos que nuestra caída, cuando se produjera, sería algo imponente y trágico. En cambio, lo que conseguimos, más que una tragedia, es una farsa mortífera (...) En vez de reencarnar el ocaso y la caída de Roma, estamos repitiendo la disolución de la Polonia del siglo XVIII”. Hay más voces en este coro.

Un artículo del semanario The Economist titulado “Estudio de una parálisis” (www.economist.com, 18-2-10) subraya que crece y crece la idea de que EE.UU. es “ingobernable”, en buena medida por la imposibilidad de Barack Obama de que se aprueben las leyes más importantes que ha propuesto. A un año de haber ganado las elecciones apoyado por una clara mayoría y de controlar tanto la Cámara de Representantes como el Senado, el presidente Obama no logra que se apruebe su meta prioritaria, la reforma del sistema de salud. Otras incertidumbres planean sobre temas importantes como la reducción del déficit presupuestario, la cuestión energética y la reforma financiera. Para los críticos, el sistema bipartidista facilita obstrucciones de la oposición republicana y el Congreso actual, en particular el Senado, son los grandes paralizadores.

Krugman recuerda un antecedente histórico: en los siglos XVII y XVIII, el Sejm o Parlamento polaco, integrado por nobles, debía ajustarse al principio de unanimidad para aprobar disposiciones. El desacuerdo de uno solo de sus miembros impedía la promulgación de una ley, imperaba la ingobernabilidad, Prusia, Austria y Rusia absorbieron a Polonia en 1795 y su “inexistencia” se prolongó un siglo todavía. El Nobel ilustra el caso estadounidense con un ejemplo menor: el nombramiento de Martha Johnson como directora de la administración de servicios generales, un cargo no político, pudo ser frenado durante nueve meses por el senador republicano Richard Shelby que, a cambio de aprobarlo, exigía que el gobierno financiara un proyecto edilicio en Kansas City. Esto, desde luego, jamás desembocaría en la disgregación de EE.UU.

Estas críticas, fundamentadas o exageradas, tienen un olorcillo electoral: aunque los comicios intermedios están lejos –se llevarán a cabo en noviembre próximo–, el triunfo de un republicano para ocupar la banca senatorial vacía por el fallecimiento del prominente demócrata Ted Kennedy, nada menos, elegido diez veces consecutivas y que ejerció su senaduría durante 47 años, alarmó al gobierno de Obama. Por otra parte, según las encuestas de varias empresas realizadas el mes pasado, los republicanos avanzan y podrían ganar en algunos lugares hasta por márgenes del 14 por ciento (www.pollster.com, febrero 2010). Las dificultades de la Casa Blanca no radican en su presunta incapacidad para gobernar. El tema es para quién gobierna.

Los ejecutivos de los grandes bancos, que Obama salvó de la bancarrota concediéndoles la inabarcable cantidad de 787 miles de millones de dólares de dinero público, están satisfechos: Wall Street va mejor y ellos se autopremian con bonos millonarios. En tanto, una encuesta de Gallup estima que cerca de 30 millones de estadounidenses, un 20 por ciento de la fuerza de trabajo, están desocupados o apenas se defienden con empleos de medio tiempo. Gallup interrogó a más de 20.000 adultos del 2 al 31 de enero y el 23 de febrero dio a conocer los resultados que, entre otras cosas, muestran que estos ciudadanos gastan en compras para el hogar un 36 por ciento menos que los otros, los que sí tienen trabajo. Varios millones ni eso podrán hacer cuando venzan sus seguros de desempleo.

La verdadera parálisis estadounidense radica en esta incongruencia. Se aduce que los grandes intereses dificultan los planes de Obama, pero lo cierto es que la industria farmacéutica, por ejemplo, apoya sin vacilaciones la reforma sanitaria: tendrá decenas de millones de nuevos consumidores. Y sin embargo...

Juan Gelman

Fuente: Página 12


27 febrero 2010

El 1º de marzo me visto de NARANJA





El próximo lunes 1º de Marzo en el marco de la asunción del nuevo gobierno la campaña de MYSU “Aborto Legal 2010. Son tus derechos, hacelos valer” convoca junto con diversas organizaciones sociales a una concentración en Plaza del Entrevero a las 15:30hs.

En un año clave para la despenalización del aborto resulta imprescindible mantener la movilización social para que definitivamente la interrupción voluntaria del embarazo deje de ser un delito y pase a ser un derecho en Uruguay.

Campaña Aborto Legal 2010.

Son tus derechos, hacelos valer



A propósito del libro “Trujillo, mi padre”





El llamado “Vampiro de Dusserforl”, cuando encontraba algún rato de asueto y se desentendía de sus habituales crímenes, prodigaba caricias y ternuras a su numerosa familia.

El “Estrangulador de Boston” era un hombre afable, encantador, que una vez terminaba su jornada estrangulando vecinos por los alrededores de su ciudad, corría a arrullar el sueño de sus dulces hijas.

La única foto que se conserva de “El Carnicero de Milwaukee” nos lo muestra sonriendo durante una Nochebuena, rodeado de sus hijos y nietos en enternecedora y cristiana estampa.

Jack el Destripador, siempre que degollaba a alguna mujer en Navidad, tenía por costumbre tararearle un villancico mientras le hundía la hoja en la garganta.

“El asesino de la Cruz Roja”, célebre por haber dado muerte en Estados Unidos a no pocos adolescentes, incluía en su álbum familiar fotos de sus víctimas y hasta les celebraba sus cumpleaños.

El ganster Frank Nitti, conocido como “El Ejecutor” y principal matarife de la mafia de Chicago, una vez terminaba su trabajo, regresaba a su casa cargado de regalos para sus hijos y flores para su esposa.

Al Capone era tan considerado y respetuoso con la institución familiar que cada vez que asesinaba a un padre de familia, en el momento de apretar el gatillo cerraba los ojos para no verlo.

Y sí, Rafael Leónidas Trujillo era muy cariñoso con su familia. De hecho, nada le complacía tanto como que su amorosa hija menor adornara con flores la solapa de su chaqueta… pero los dominicanos, los haitianos, la humanidad, no lo recuerdan por esos tiernos y cálidos detalles.

Es por ello que el mismo derecho que tiene la hija en recordar al padre, lo tiene el país en no olvidar al sátrapa. Y en consecuencia, a desalojarlo para siempre de la vida pública dominicana, y no sólo de un hotel por motivo de la exhibición de un infame libro; también de las conductas, de los criterios, de las maneras e instituciones en la que sigue vigente, cincuenta años más tarde, su repugnante y criminal legado, incluyendo el Palacio Nacional.

Koldo Campos Sagaseta

Fuente: Rebelión


Andalgalá en Salamanca



En esta histórica ciudad, con sus increíbles edificios del pasado, hablo en la universidad ante los estudiantes que realizan sus estudios sobre América latina.

Sorprende el interés del estudiante europeo cada vez más creciente sobre las culturas autóctonas y la historia del llamado Nuevo Continente. Me extiendo en un aula colmada acerca de nuestro bicentenario hasta que en el intercambio de preguntas y respuestas un estudiante me interroga, con expresión de querer saber la raíz de la verdad: “Queremos saber qué es lo que está pasando en la Argentina, Andalgalá, en Catamarca, se ha visto aquí en la televisión, cómo la policía ha golpeado ferozmente a una manifestación civil que lucha por el espacio ecológico contra el negocio de la minería”, y una estudiante agrega: “¿Esos hábitos de represión continúan siempre desde la dictadura?”.

Siento vergüenza como argentino de que sigamos dando ese espectáculo cobarde y salvaje de uniformados repartiendo palos a gente del pueblo que lucha por el derecho a la salud en su ámbito, por sus hijos, por ellos, por su paisaje. Otro estudiante viene para agregar que ha leído lo ocurrido en Villa La Angostura, allí en Bariloche, donde se han invadido las tierras ancestrales de la comunidad mapuche para entregárselas a los dueños del dólar.

Sí y claro, no hay explicaciones por esos hechos que deberían avergonzar para siempre a gobernadores, funcionarios y a esos uniformados que se prestan a blandir el bastón contra los derechos básicos de la población.

Les señalo a los estudiantes que me invade una inmensa tristeza como argentino ante sus preguntas. A más de tres décadas del comienzo de la desaparición de los mejores, en mi país no hemos podido todavía transitar el camino del respeto a los derechos esenciales de nuestra gente.

Andalgalá. No esperaba que se pronunciara ese nombre nuestro tan sonoro en los claustros del saber de la antigua universidad. Camino por sus pasillos formados por el arte y la búsqueda y de pronto entro en el verdadero paraíso: la biblioteca de incunables. Es como para quedarse allí para siempre. Sumergirse en las búsquedas de siglos de la humanidad. Permanezco en el centro del extenso salón que me observa de todos lados. Mi vista recorre los miles de libros que me miran. Ahí está la experiencia. El saber. Luego de percibir que los libros me miran con reproche, me digo: “No hemos aprendido nada”. Y percibo como si los libros me despidieran con esa palabra que hoy sonó en los labios de los estudiantes: “Anda... lgalá”.

En los diarios españoles de estos días se encuentra en sus páginas el recuerdo de uno de sus queridos poetas: Miguel Hernández, muerto en 1940 a los 29 años, en una cárcel de Francisco Franco, el “generalísimo” fusilador de poetas, el brutal asesino de misa diaria. Miguel Hernández... recuerdo la noticia, la tristeza sin consuelo. Había sido condenado a muerte por haber luchado por la República, pero murió en un camastro lleno de piojos en la cárcel, de hambre, porque había orden de no darle de comer. Pero de él quedarán para siempre sus versos llenos de paisaje y sentires mientras que de su asesino, cada día que pasa, tiene una estatua menos y un escupitajo más. La historia no perdona. Pone las cosas en su lugar aunque pasen muchos años. En recuerdo del poeta Miguel Hernández y por todos los miles de luchadores que salieron a defender la República ante los golpistas uniformados no pude menos que decir en el aula universitaria, donde tantos estudiantes escuchaban, que “mi sueño es ver a esta España que vuelva a ser República y que se acabe con esa monarquía absurda reinstalada por Franco”. Justamente ahora depende del rey si aprueba o no la ley de aborto, sancionada por la mayoría del Parlamento. La dignidad de la mujer depende de un hombre con corona, elegido no por el pueblo sino por su “sangre real”. El rey, una institución irracional del pasado, el principio de la desigualdad. Mi proposición es recibida con absoluto silencio. Pero después de unos minutos de sorpresa se comienza a discutir, a hablar del tema.

En el tren que me lleva a Barcelona abro el diario El Periódico de esa ciudad que a toda página trae una colaboración de su corresponsal de Buenos Aires donde toma como información importante lo que yo hace pocos días llamé: “cotorreo periodístico”. Cita mi investigación realizada hace cuarenta años sobre las huelgas patagónicas en la que describo, entre tantos hechos, el accionar en los años veinte del siglo pasado, en Río Gallegos, de una persona llamada Carlos Kirchner, que no tuvo por cierto un comportamiento muy ético en aquellas circunstancias. Ese dato histórico se ha tomado ahora como tema para desprestigiar al ex presidente Néstor Kirchner, nieto de aquel Carlos Kirchner. Esa campaña nos deja en claro el sucio y absurdo accionar de ciertos medios para desacreditar por contragolpe a la presidenta Cristina Kirchner. Nada más pequeño y absurdo. Ahora, hasta en Europa, se difunde ese chisme. Si bien El Periódico de Barcelona trae también mi declaración donde sostengo: “El nieto no tiene la culpa de lo que haya hecho el abuelo”, la noticia queda igual como lastre político para el nieto y su familia. Este ejemplo nos deja otra vez en claro cómo la mayoría de los medios manejan la opinión pública con informaciones sin importancia, pero que ensucian, en vez de dedicarse a informar, a fondo, sobre los grandes problemas que hacen a la vida y la dignidad del ser humano: los estados de pobreza, las injusticias sociales, lo absurdo del armamentismo, la investigación de los diarios negociados en la sociedad capitalista, la defensa de la institución escuela por sobre todas las cosas y los temas que hacen a la custodia de una vida con dignidad.

No. Como dijimos, la mayoría de nuestros medios se dedica al cotorreo que siempre deja las ganancias sucias de la demagogia. Miro el paisaje ibérico. Se me aparece la figura de Miguel Hernández, en su poesía, en su grandeza. Mientras nazcan poetas, pienso, siempre habrá esperanza de quitar la suciedad que algunos dejan en el paisaje de todos los días.

Osvaldo Bayer

Fuente: Página 12


25 febrero 2010

Haití: Experta de UNICEF alerta sobre el preocupante tráfico de niños





La representante de UNICEF en Haití, Francoise Gruloos, calificó de preocupante el trafico de niños luego del terremoto, pese a que aún es imposible cuantificar el número de pequeños sacados del país.

"Existen muchos movimientos de niños, es muy preocupante, porque hay personas que olvidan que el niño tiene papá, mamá o ambos", expresó la funcionaria a Prensa Latina.

Hay padres hoy buscando a sus hijos y tal vez estos están fuera del país, precisó Gruloos.

De acuerdo con la experta de la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), desde antes del terremoto, el norte de Haití era una ruta utilizada por contrabandistas para el tráfico de menores de edad, zona por donde salían unos dos mil 500 infantes al año.

Después del sismo ese número creció, lo que aún no se dispone de cifras, aseguró.

Gruloos recordó que al momento del terremoto -el 12 de enero a las 4:52 de la tarde- las familias estaban dispersas, y muchos de los niños no estaban acompañados de sus padres.

De manera que esa separación, que muchos pensaron sería por un breve espacio de tiempo, sólo instantes, para ir a buscar un producto al mercado o realizar determinada gestión, se convirtió en un prolongado distanciamiento, marcado por el sismo.

Un gran número de niños víctimas de la catástrofe fueron llevados solos a los hospitales para ser atendidos de urgencia, sin conocimiento de sus padres, mientras no pocos adultos ingresados durante la emergencia desconocían el paradero de sus hijos.

Señaló la funcionaria que el sistema establecido por UNICEF en coordinación con otras agrupaciones para viabilizar los reencuentros de familiares arroja resultados pese a transcurrir más de un mes de la tragedia.

"Se producen encuentros muy emocionantes, sobre todo de niños hospitalizados que eran desesperadamente buscados por sus padres", indicó.

Otra problemática presente es la de los huérfanos, que de acuerdo con la experta también contempla a pequeños que antes del terremoto habían sido entregados a orfanatos por sus padres al carecer de condiciones para cuidarlos.

Previo al sismo había unos 50 mil pequeños sin familia, sin embargo sumaban 300 mil los confiados a orfelinatos por sus progenitores.

"Pero fue a causa de la pobreza que los padres los dejaron, no por falta de amor, todo lo contrario, los dejaron en instituciones benéficas para que fueran atendidos, les dieran comida, esa era la situación", indicó la funcionaria.

Especialistas de UNICEF concluyeron un censo en días recientes en todo el país e identificaron 415 orfelinatos, pero muchos de ellos están en una situación muy precaria o quedaron destruidos. Tales instituciones fueron siempre blanco de acción de los contrabandistas.

Este jueves podrían quedar en libertad dos estadounidenses que permanecen detenidas aquí por intentar llevarse 33 niños vía República Dominicana, según anunciaron sus abogados.

Laura Silsby y Charisa Coulter son las últimas de los 10 miembros de un grupo misionero bautista que permanecían bajo custodia de los haitianos por el secuestro de los pequeños.

Enrique Torres

Fuente: PL


España: "¿Monarquía o República?"





Por primera vez en una televisión pública española, el debate sobre la forma de Estado llegará a los espectadores a través de un documental que intentará mostrar sus diferentes ángulos: "Monarquia o República?", un amplio reportaje de los periodistas Montse Armengou y Ricard Belis, autores de trabajos de investigación histórica como Els nens perduts del franquisme, Les fosses del silenci, El comboi dels 927, Ravensbrück, l’infern de les dones y Ramon Perera, l’home que va salvar Barcelona.

«Si España permitiera escoger la forma de Estado, ¿qué votaría, monarquía o república?» Esta pregunta, colocada en la web de la tele autonómica catalana, ofrece un resultado mayoritariamente inclinado hacia la segunda opción. El blog de Sense ficció incluye un resumen del contenido del espacio –«en fase de montaje», según TV-3–, con dos minutos y medio de cada una de las dos opciones.

Así, entre los monárquicos aparece el periodista Luis María Anson («entre los países más libres del mundo, socialmente más justos, económicamente más desarrollados, culturalmente más progresistas, están las monarquías parlamentarias», dice), el exlíder del PP catalán Aleix Vidal-Quadras («las dos experiencias republicanas en España nos deberían haber vacunado contra tentaciones de este tipo», declara), el conde de Sert y Jaime Peñafiel.




Y entre los segundos destaca el diputado del PNV Iñaki Anasagasti («bajo ningún concepto se debería aceptar que Felipe de Borbón sea el nuevo jefe de Estado», afirma), Antonio Romero, coordinador de la Red de Municipios por la Tercera República («un Estado no se puede heredar como un cortijo») y el diputado de ERC Joan Tardà («si eres independentista no puedes ser monárquico; necesariamente has de ser republicano»).




Pese a la valentía de haber aprobado este proyecto, lo cierto es que, dos décadas después del intento de golpe de Estado de 1981, la monarquía «sigue siendo un tema tabú», indicó días atrás Montse Armengou. Por ello, la dirección de TVC ha querido ampliar, aún más, el rigor del documental, cuyo estreno estaba inicialmente previsto para el jueves, 18 de febrero, dentro del espacio Sense ficció. Entre las entrevistas que el equipo realizó se encuentra la última concedida por Sabino Fernández Campo, el que fuera jefe de la casa Real, fallecido en octubre.

Fuente: La República.es


Beijing +15 ¿Avanzamos o retrocedemos?





Seguimos con culturas patriarcales y un machismo institucionalizado que impiden los avances.

Cuando surgieron las Naciones Unidas en 1945, de los 51 estados miembros, sólo 30 permitían que las mujeres ejercieran su derecho al voto; en 1948, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, reconocía expresamente la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

La preocupación por la desigualdad de género, hizo que desde Naciones Unidas se promovieran cuatro conferencias mundiales para elaborar planes de acción en el avance de las mujeres: México 1975, Copenhague 1980, Nairobi 1985 y Beijing 1995, la Gran Conferencia, en el que organizaciones de mujeres de todo el mundo llevaron a cabo una movilización sin precedente con la asistencia de unas 30.000 personas al foro oficial.

En marzo de 2010 se cumplen 15 años de la Conferencia de Beijing, y en Nueva York se reunirá próximamente, del 1 al 12 de marzo, la Comisión sobre el Estatuto de las Mujeres de Naciones Unidas para la revisión de la Plataforma de Acción que salió de Beijing. Un texto de referencia en la concreción de medidas para llevarlas a cabo los Gobiernos y la sociedad civil, incluidas organizaciones no gubernamentales y sector privado, para alcanzar la igualdad de género en el mundo.

Esta Plataforma de Acción, fruto de la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer celebrada en China, es el principal documento de Naciones Unidas en materia de igualdad de género y derechos de las mujeres.

Fue firmada por 189 países y en su texto incluye 12 áreas de actuación: las mujeres y la pobreza, la educación y capacitación de las mujeres, las mujeres y la salud, la violencia contra las mujeres, las mujeres y los conflictos armados, las mujeres y la economía, la desigualdad entre las mujeres y los hombre en el ejercicio del poder y la toma de decisiones, mecanismos institucionales para el avance de las mujeres, los derechos humanos de las mujeres, las mujeres y los medios de difusión, las mujeres y el medio ambiente, y por último, las niñas.

A partir de Beijing, cada cinco años se han venido celebrando reuniones en la sede de Naciones Unidas en Nueva York para revisar el cumplimiento de la Plataforma de Acción. Las conferencias de Beijing +5, celebrada en el 2000 y Beijing +10, celebrada en el 2005, concluyeron: el incumplimiento de los compromisos y de los derechos humanos de las mujeres en todo el mundo.

Beijing +15, supone un retroceso que agudizado por la crisis económica actual, las mujeres han sido las primeras que han visto retroceder sus derechos, así, según la OIT (Organización Internacional del Trabajo) 22 millones de mujeres se verán afectadas directamente y el descenso de las ayudas al desarrollo afectará entre 200.000 y 400.000 muertes infantiles, cinco veces más a las niñas.

Igualmente, la conclusión del último informe de naciones Unidas (8 de febrero 2010), indica que pese a los adelantos en la promoción de los derechos humanos de la mujer en los marcos jurídicos, en ningún país del mundo se ha logrado la igualdad, quedando patente que los avances normativos no generan transformaciones sociales.

Además, en algunos países persisten leyes discriminatorias relativas a la familia, la herencia, el derecho de propiedad y los derechos personales. Todo ello con las diversas formas de violencia que sufren las mujeres en todo el mundo.

La desigualdad entre hombres y mujeres prevalece y estamos lejos de alcanzar los objetivos planteados. Así, la educación, que es reconocida como una de las estrategias para acabar con la desigualdad y discriminación, vemos que, si bien ha aumentado la escolarización, el abandono del sistema educativo de niñas y adolescentes es muy alto, ello se debe en parte a que los roles culturales asignados a ellas, como matrimonios a temprana edad, responsabilidades domésticas, embarazos no deseados, etc. repercuten en su autoestima y rendimiento escolar.

Las mujeres son las más pobres del mundo ya que representan más de dos tercios del billón de personas que viven con menos de un dólar diario. Hay 600 millones de mujeres analfabetas, frente a 320 millones de varones y, a pesar, de que las mujeres producen un promedio de más de la mitad de la comida que se produce, sólo poseen el 2% de la tierra y reciben sólo el 1% de todo el crédito agrícola.

Las dificultades de acceso en la participación política de las mujeres y toma de decisiones en los niveles más altos, a escala nacional e internacional, no ha cambiado sustancialmente desde Beijing, en enero de 2008, tan sólo 7 de los 150 jefes de estado y 8 de los 192 jefes de gobierno eran mujeres; solamente el 16% de los puestos ministeriales del mundo estaban ocupados por mujeres y 13 países no tenías mujeres en sus gabinetes.

Además, las mujeres siguen estando en minoría en los parlamentos nacionales, a nivel mundial, en ese mismo año, los escaños ocupados por mujeres era solamente del 18%.

En el marco de la Presidencia sueca de la Unión Europea, se elaboró el informe sobre el cumplimiento de Beijing por los Estados miembros, de cara a la reunión de Beijing +15, y concluye que tanto la desigualdad de ingresos como la pobreza han crecido en los últimos 20 años dentro de la Unión Europea y recomienda una Unión Europea más inclusiva, medidas de promoción del empleo y la realización de investigaciones sobre pobreza y su impacto diferenciado entre hombres y mujeres, así como estrategias para contrarrestar la pobreza, la necesidad de fortalecer la dimensión de género dentro de la Ayuda Oficial al Desarrollo para promover el empoderamiento de las mujeres en todo el mundo y fortalecer la transversalidad de género en la legislación de los países, en las políticas y sus programas.

Por otra parte, el Plan Director de la Cooperación Española (2009-2011), que marca las directrices y compromisos en este ámbito, basará en el enfoque de género todas sus actuaciones e incluye las políticas de género y desarrollo como sector específico de intervención de la cooperación española; igualmente, señala la importancia de crear instancias para igualdad de género y dotarlas de recursos humanos y presupuesto para su desarrollo, de tal manera que reflejen la voluntad política hacia la integración de la transversalidad de género, asignatura todavía pendiente.

“Beijing +15 ¿Avanzamos o retrocedemos? Una mirada a la cooperación española y europea” son unas jornadas organizadas por el Grupo de Género de la Coordinadora Estatal de ONG de Desarrollo, que concluyeron ayer y han coincidido con la presidencia española de la Unión Europea para poner mayor énfasis en las políticas de acción a favor de la igualdad porque sin ella, no hay desarrollo efectivo ni equitativo.

Este grupo de Género, del que forman parte 15 ONGD españolas ha elaborado el informe: “La Cooperación Española y Europea. Ante los retos de la Plataforma de Acción de Beijing”.

Maria Cobos

Fuente: AmecoPress


Orlando Zapata: ¿un muerto útil?





La absoluta carencia de mártires que padece la contrarrevolución cubana, es proporcional a su falta de escrúpulos. Es difícil morirse en Cuba, no ya porque las expectativas de vida sean las del Primer Mundo -nadie muere de hambre, pese a la carencia de recursos, ni de enfermedades curables–, sino porque impera la ley y el honor.

Las Damas de Blanco y Yoani pueden ser detenidas y juzgadas según leyes vigentes -en ningún país pueden violarse las leyes: recibir dinero y colaborar con la embajada de Irán (un país considerado como enemigo) en Estados Unidos, por ejemplo, puede acarrear la pérdida de todos los derechos ciudadanos en aquella nación–, pero ellas saben que en Cuba nadie desaparece, ni es asesinado.

Por demás, uno entrega su vida por un ideal que prioriza la felicidad de los demás, no por uno que prioriza la propia. Así que la lamentable muerte de Orlando Zapata, un preso común -de largo historial delictivo, en nada vinculado a la política–, regocija íntimamente a sus hipócritas “dolientes”. Transformado después de muchas idas y venidas a prisión en “activista político”, Zapata fue el candidato perfecto para la autoejecución.

Era un hombre “prescindible” para los grupúsculos, y fácil de convencer para que persistiera en una huelga de hambre absurda, de imposibles demandas (cocina y teléfono personales en la celda) que ninguno de los cabecillas reales tuvo la valentía de mantener.

Cada huelga anterior de los instigadores había sido anunciada como una probable muerte, pero los huelguistas siempre desistían en buen estado de salud. Instigado y alentado a proseguir hasta la muerte -esos mercenarios se frotaban las manos con la expectativa de que muriese, pese a los esfuerzos no escatimados de los médicos–, el cadáver de Zapata es ahora exhibido con cinismo como trofeo colectivo.

Como buitres estaban los medios -los mercenarios del patio y la derecha internacional–, merodeando en torno al moribundo. Su deceso es un festín. Asquea el espectáculo. Porque los que escriben no se conduelen de la muerte de un ser humano -en un país sin muertes extrajudiciales–, sino que la enarbolan casi con alegría, y la utilizan con premeditados fines políticos. El caso de Zapata me recuerda el de Pánfilo: los dos fueron manipulados y de cierta forma conducidos a la autodestrucción de forma premeditada, para satisfacer necesidades políticas ajenas: uno, llevado a una persistente huelga de hambre de 85 días (había realizado ya otras anteriores que afectaron su salud); el otro, en pleno proceso de desintoxicación alcohólica, invitado a beber para que dijera frente a las cámaras lo que querían oir.

Me pregunto si eso no es una acusación contra quienes ahora se apropian de su “causa”. Tienen razón al decir que fue un asesinato, pero los medios esconden al verdadero asesino: los grupúsculos cubanos y sus mentores trasnacionales. Zapata fue asesinado por la contrarrevolución.

Enrique Ubieta Gómez

Fuente: La isla desconocida


14 febrero 2010

Altruismos



¿Quién dijo que el Fondo Monetario Internacional no es altruista, que impone más pobreza a los países pobres y les origina catástrofes económicas, que le importa más el capital que el género humano (entre otras cosas)? Pues no: acaba de dar una muestra cabal de su generosidad, su esplendidez, su largueza enviando a Haití “una ayuda de urgencia” de 114 millones de dólares. Como sucede algunas veces, conviene examinar el contenido de la palabra “ayuda” en este caso.

Se trata de un préstamo que el FMI ha decidido empezar a cobrar dentro de cinco años y medio sin que se acumulen intereses durante dicho período. Esto ya es magnanimidad. El señor Dominique StraussKahn, director general y presidente del consejo de la institución, señaló que de ese modo participa en el esfuerzo de reconstrucción del país asolado (www.imf.org, 27-1-10). Agregó que “ayudará a las autoridades (haitianas) a preparar y llevar a cabo un plan de reconstrucción y de recuperación económica a mediano plazo”. Cejas de muchos países se fruncieron: es el anuncio de un “plan de reforma estructural”, según la terminología en curso, que los castiga todavía.

El Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (Cadtm) calificó de escandalosa “esta nueva maniobra del FMI tendiente a relegitimar su acción en Haití” (www.cadtm.org, 30-1-10). Subrayó “la responsabilidad abrumadora” del Fondo, el Banco Mundial y otros organismos financieros en la violación de los derechos humanos, la liquidación de la autosuficiencia alimentaria del pueblo haitiano y el endeudamiento aplastante y progresivo del país. Esto último empezó hace mucho.

Haití nació endeudado: para reconocer la independencia lograda en 1804, Francia obligó al país recién nacido a pagar 90 millones de francos oro como indemnización por la pérdida de sus esclavos. El pago de esta deuda le llevó a Haití más de un siglo: empezó en 1825 y terminó en 1947. En el interín, EE.UU. lo ocupó militarmente (1910-1934) y saqueó el tesoro nacional. Los dictadores que apoyó después –François Duvalier y su hijo Jean-Claude, alias Bébé Doc– obtuvieron del Banco Mundial, el FMI y el BID un préstamo tras otro que emplearon sobre todo en financiar escuadrones de la muerte, los tonton macoute primero, los Leopardos después.

La conjunción militar-político-económica de EE.UU. y las instituciones financieras ejecutaron políticas nefastas para el pueblo haitiano. Por ejemplo, le cambiaron la alimentación, como señala el Cadtm. El dumping de productos estadounidenses subvencionados arrasó prácticamente con la producción local: “Víctima de esta competencia desleal, Haití se ha convertido en una cloaca de productos agrícolas, avícolas y piscícolas de baja calidad de EE.UU.”, observa el escritor Camille Loty Malebranche (www.michelcollon.info:80, 14-1-2010). Lo sucedido con el ganado porcino local es paradigmático.

Haití contaba con 1.300.000 cabezas de cerdo negro, una variedad local vigorosa que se alimentaba de desechos y gusanos. Se alimentaba: aprovechando un brote de fiebre porcina que estalló en la República Dominicana en 1978 y la aparición de algunos –pocos– casos en Haití, EE.UU. blandió el fantasma de una amenaza inminente de contagio y logró, vía el BID, que el Bebé Doc liquidara todo ese ganado. Miles de familias se quedaron sin un recurso fácil de mantener. Se beneficiaron las empresas estadounidenses que vendieron cerdos demandantes de dieta y cuidados especiales. No fue el único golpe propinado a la producción agrícola haitiana: el FMI y el BID lograron que Bébé redujera del 30 al 10 por ciento los aranceles impuestos a la importación de arroz. El subsidiado de EE.UU. inundó la plaza provocando la migración a Puerto Príncipe de numerosos campesinos. En 1970 el país era autosuficiente en la materia.

El presidente Jean-Baptiste Aristide fue nuevamente derrocado el 29 de febrero del 2004 por no cumplir la imposición del FMI de privatizar bancos, la empresa cementera y la telefónica. El método fue simple: el FMI y el Banco Mundial instauraron un bloqueo de la “ayuda” que estaba en perfecta consonancia con el deseo del gobierno de W. Bush. Recuerda el Cadtm que el economista Jeffrey Sachs, ex asesor de los dos organismos, manifestó al respecto: “Los dirigentes estadounidenses estaban perfectamente conscientes de que el embargo de la ayuda provocaría una crisis de la balanza de pagos, el incremento abrupto de la inflación y el derrumbe del nivel de vida, lo que a su vez azuzaría la rebelión (contra Aristide)”. Un grupo paramilitar invadió Haití y se conoce el resto: prácticamente raptado por fuerzas estadounidenses, Aristide fue sacado de Haití y sólo fue repuesto a condición de cumplir el “plan de reforma estructural” del FMI, siempre espléndido, siempre generoso.

Juan Gelman

Fuente: Página 12


13 febrero 2010

Ni leyes, ni justicia



En Portugal, en la aldea medieval de Monsaraz, hay un fresco alegórico de finales del siglo XV que representa al Buen Juez y al Mal Juez, el primero con una expresión grave y digna en el rostro y sosteniendo en la mano la recta vara de la justicia, el segundo con dos caras y la vara de la justicia quebrada. Por no se sabe qué razones, estas pinturas estuvieron escondidas tras un tabique de ladrillos durante siglos y solo en 1958 pudieron ver la luz del día y ser apreciadas por los amantes del arte y de la justicia. De la justicia, digo bien, porque la lección cívica que esas antiguas figuras nos transmiten es clara e ilustrativa. Hay jueces buenos y justos a quienes se agradece que existan, hay otros que, proclamándose a sí mismos justos, de buenos tienen poco, y, finalmente, además de injustos, no son, dicho con otras palabras, a la luz de los más simples criterios éticos, buena gente. Nunca hubo una edad de oro para la justicia.

Hoy, ni oro, ni plata, vivemos en tiempos de plomo. Que lo diga el juez Baltasar Garzón que, víctima del despecho de algunos de sus pares demasiado complacientes con el fascismo que perdura tras el nombre de la Falange Española y de sus acólitos, vive bajo la amenaza de una inhabilitación de entre doce y dieciséis años que liquidaría definitivamente su carrera de magistrado. El mismo Baltasar Garzón que, no siendo deportista de elite, no siendo ciclista ni jugador de fútbol o tenista, hizo universalmente conocido y respetado el nombre de España. El mismo Baltasar Garzón que hizo nacer en la conciencia de los españoles la necesidad de una Ley de la Memoria Histórica y que, a su abrigo, pretendió investigar no sólo los crímenes del franquismo sino los de las otras partes del conflicto. El mismo corajoso y honesto Baltasar Garzón que se atrevió a procesar a Augusto Pinochet, dándole a la justicia de países como Argentina y Chile un ejemplo de dignidad que luego sería continuado. Se invoca en España la Ley de Amnistía para justificar la persecución a Baltasar Garzón, pero, según mi opinión de ciudadano común, la Ley de Amnistía fue una manera hipócrita de intentar pasar página, equiparando a las víctimas con sus verdugos, en nombre de un igualmente hipócrita perdón general. Pero la página, al contrario de lo que piensan los enemigos de Baltasar Garzón, no se dejará pasar. Faltando Baltasar Garzón, suponiendo que se llegue a ese punto, será la conciencia de la parte más sana de la sociedad española la que exigirá la revocación de la Ley de Amnistía y que prosigan las investigaciones que permitirán poner la verdad en el lugar donde estaba faltando. No con leyes que son viciosamente despreciadas y mal interpretadas, no con una justicia que es ofendida todos los días. El destino del juez Baltasar Garzón está en las manos del pueblo español, no de los malos jueces que un anónimo pintor portugués retrató en el siglo XV.

José Saramago

Fuente: El cuaderno de Saramago


"España habrá dejado de ser un Estado de Derecho si se procesa a Garzón"



Foto: Efe


Carta abierta a la opinión pública internacional del Coordinador de la Red de Municipios por la Tercera República, sobre el posible procesamiento de Garzón.


Estimadas Ciudadanas:

Estimados Ciudadanos:

Si Baltasar Garzón es finalmente procesado y expulsado de la carrera judicial por haber abierto una investigación sobre los crímenes del franquismo, España continuara blindada, con todo “atado y bien atado” por los herederos del franquismo y de la dictadura. La Democracia será solo un cascarón formal en cuyo seno anida y se cobija la impunidad.

El Tribunal Supremo, al sentar a Baltazar Garzón en el banquillo, da un aval a la dictadura franquista, trasladando judicialmente una imagen vergonzosa al mundo que significaría además que el periodo abierto por la transición aun no ha terminado.

El Juez Varela y la sala de lo penal del máximo tribunal, admitiendo las querellas del seudo sindicato Manos Limpias y de Falange Española de la JONS, han dictado autos y resoluciones que sitúan cada vez más cerca del juicio oral a magistrado Garzón, acusándolo de prevaricación por haber admitido las peticiones de las victimas del franquismo.

Los argumentos para procesar a Garzón, según el auto del Juez instructores más destacados, son la ley de amnistía de 1.977 y la Ley de la memoria histórica aprobada recientemente por las Cortes.

La Ley de amnistía, como las Leyes de punto final promulgadas en algunos países, latinoamericanos no puede evitar, en los casos de crímenes contra la humanidad, que estos sean investigados.

Países europeos como Italia, Alemania, Francia… actualmente continúan juzgando crímenes de guerra cometidos en el periodo entre 1940 y 1945. Por ejemplo, en Alemania se han rehabilitado hace solo unas semanas a todos los soldados represaliados por Hitler y el Nazismo.

España es firmante de convenios y tratados internacionales como el convenio Europeo de Derechos Humanos, del Pacto de Derechos Civiles y políticos de Nueva York, de la Carta del Consejo de Europa y del Tribunal Penal Intencional. La Jurisprudencia Internacional avala las investigaciones sobre crímenes y desaparecidos bajo la dictaduras militares de Latinoamérica, en la guerra de la antigua Yugoslavia.

La Ley de la Memoria Histórica aunque descafeinada e insuficiente no invalida ni sustituye ni al condigo penal ni a los tratados internacionales. Cuando Baltasar Garzón admite las peticiones por parte de victimas del franquismo y por la recuperación de la Memoria histórica, lo que hace es garantizarles la tutela judicial efectiva que es un derecho constitucional básico. En un párrafo de las alegaciones presentadas a auto de procesamiento del Juez Varela, Garzón dice: “¿de quién era adversario político García Lorca? ¿Y los miles de niños raptados? ¿Y las decenas de miles de personas desaparecidas en nuestros pueblos y ciudades enterradas en fosas comunes?”

Como dijo el Poeta Juan Gelman en su discurso en la entrega del Premio Cervantes ante las máximas autoridad.

“Pero hay recuerdos que no necesitan ser llamados y siempre están ahí y muestran su rostro sin descanso. Es el rostro de los seres amados que las dictaduras militares desaparecieron. Pesan en el interior de cada familiar, de cada amigo, de cada compañero de trabajo, alimentan preguntas incesantes: ¿cómo murieron? ¿Quiénes lo mataron? ¿Por qué? ¿Dónde están sus restos para recuperarlos y darles un lugar de homenaje y de memoria? ¿Dónde está la verdad, su verdad? La nuestra es la verdad del sufrimiento. La de los asesinos, la cobardía del silencio. Así prolongan la impunidad de sus crímenes y la convierten en impunidad dos veces.

Enterrar a sus muertos es una ley no escrita, (…),Y los hombres no han logrado aún curar el infortunio con el canto.

Hay quienes vilipendian este esfuerzo de memoria. Dicen que no hay que remover el pasado, que no hay que tener ojos en la nuca, que hay que mirar hacia adelante y no encarnizarse en reabrir viejas heridas. Están perfectamente equivocados. Las heridas aún no están cerradas. Laten en el subsuelo de la sociedad como un cáncer sin sosiego. Su único tratamiento es la verdad. Y luego, la justicia. Sólo así es posible el olvido verdadero. La memoria es memoria si es presente y así como Don Quijote limpiaba sus armas, hay que limpiar el pasado para que entre en su pasado. Y sospecho que no pocos de quienes preconizan la destitución del pasado en general, en realidad quieren la destitución de su pasado en particular”.

Señor Zapatero, llegado el caso ¿plantearía usted un conflicto de poderes desde el Ejecutivo y el legislativo con el judicial o se plegaria ante un proceso que actúa contra los Derechos Humanos los Tratados Internacionales y el núcleo duro de la Constitución?. En la Transición quedaron estructuras como la judicial intacta y jueces y fiscales que formaron parte de la maquinaria de represión de franquismo continuaron y han ascendido en la arquitectura judicial de nuestro país. Hemos de recordar otro escándalo que continúa en vigor: las sentencias condenatorias como las de Luís Company, Blas Infante, Julián Grimaú, Miguel Hernández.

Por otro lado a Baltasar Garzón no le perdonan que luchara contra el terrorismo de Estado y la corrupción en la época del Felipismo, y ahora en el caso Gürtel de corrupción del PP, por lo que su procesamiento tiene muchos amigos. La envidia, los celos profesionales, también juegan su papel al estar en el seno de este terrón que es España como dijera el Poeta. A los jueces estrella se les manda callar, en nuestra sociedad las únicas estrellas mediáticas son la trouppe de las tertulias del corazón y los gurús que creían el sistema neoliberal seria eterno.

Hoy la solidaridad con Garzón va más allá de que como Juez su forma de actuar guste más o menos, más allá incluso de que sea el Juez español con más proyección a nivel Internacional. Estamos ante el Juez que procesó a Pinochet, investigó a los desaparecidos de las distintas dictaduras de Latinoamérica, luchó contra el GAL y la Corrupción, y continua luchando incansablemente contra el terrorismo ETARRA. Sin embargo la solidaridad va más allá, porque lo que se ha puesto a prueba con el caso de Baltasar Garzón es la calidad de la democracia y de los Derechos Humanos en nuestro País

*Se pueden sacar de las fosas comunes a miles de muertos y darles un entierro digno.

*Se pueden investigar los crímenes del franquismo.

*Se puede arrojar luz sobre la verdad de nuestra historia.

Si ahora resulta que lo impiden judicialmente debemos preguntarnos ¿podemos los demócratas quedarnos con los brazos cruzados? Yo propongo que rompamos la baraja y apostemos por un proceso constituyente en España porque habrá dejado de ser un estado de derecho.

Antonio Romero Ruiz

Ex Parlamentario
Secretario Político del PCA Málaga
Coordinador de la Red de Municipios por la III Republica

Fuente: La República.es


La verdad salió a la luz



De pronto todo salió a la luz. Lo que nunca se dijo apareció en todos los medios de información. Los problemas graves que tiene la Iglesia Católica alemana con el comportamiento sexual de sus sacerdotes y frailes. Ha sido el tema de tapa de los principales medios de comunicación, día tras día. El Die Zeit y el Spiegel –los dos semanarios de información más leídos en Alemania– le dedicaron al tema el estudio central de esta semana. El primero titula en la tapa: “El peligro satánico”, y el subtítulo es: “¿Por qué los hombres de la Iglesia se convierten en culpables?”. Y en la bajada se señala: “Desde que fueron denunciados los casos de abuso sexual cometidos por sacerdotes católicos en el Colegio Canisius de Berlín, toda Alemania está preocupada: ¿Cómo se reconoce a los culpables? ¿Cómo se protege a los niños?”. Por su parte. Der Spiegel muestra en tapa a un sacerdote que lleva las manos en sus partes pudendas por encima de la sotana. El título de esa tapa es: “Los santos transparentes”, y como subtítulo: “La Iglesia Católica y el sexo”. Y el estudio del estado actual de la ética católica en colegios e instituciones lleva la frase: “Vergüenza y miedo. La Iglesia Católica ha sido estremecida por una serie de casos de abuso sexual. Y esto no solamente en las escuelas de jesuitas. Casi cien eclesiásticos en la denuncia de violaciones sexuales, en los últimos años. Luego de décadas de silencio, se ha quebrado ahora el muro del silencio”.

Todo se inció con la denuncia de lo ocurrido en el colegio Canisius de Berlín. Ese día, el 2 de febrero último, el diario Frankfurter Rundschau tituló: “Vergüenza enmudecida”, “Casos de abuso sexual en el Colegio Canisius de Berlín sacude a la Iglesia Católica. Más víctimas se presentan en otras escuelas”. Y ahí comenzó la discusión que va dejando en claro cómo las autoridades católicas han tratado de guardar silencio y esconder los graves hechos anteriores. Y eso que la misma Iglesia había sido sacudida por las denuncias de los abusos cometidos por sacerdotes y frailes en Irlanda, en Canadá, en Australia y en Estados Unidos.

En Irlanda se conoció en 2009 el Informe Ryan, que descubre y denuncia el abuso sexual masivo, sufrido desde 1930 por niños irlandeses internados en escuelas católicas. Miles de víctimas recibieron una indemnización de por lo menos 1,3 mil millón de euros. La Iglesia Católica irlandesa se mostró dispuesta a pagar una cuarta parte de esa suma y el resto fue puesto por el gobierno irlandés. Medio año después, dos obispos de Dublín renuncian a sus cargos. Lo mismo hacen varios diáconos y sacerdotes luego de que una investigación demostrara que hubo más de 300 casos de abuso sexual contra niños.

Con respecto a Canadá, en 2008 la Iglesia Católica reconoce que el sacerdote Charles Sylvestre violó a 47 adolescentes, según su propia confesión pública. El papa Ratzinger se disculpa ante los pueblos originarios, ya que las niñas pertenecían a una escuela de esa religión para “reeducación” de los descendientes de antiguos habitantes. El gobierno canadiense paga 2000 millones de dólares a las víctimas y la Iglesia Católica participa con 79 millones.

En Australia, en 2008 se publica la investigación Mullighan, donde se denuncia el abuso sexual de centenares de menores de edad por parte de sacerdotes católicos. Fueron condenados 107 curas. Se cree que las cifras de las víctimas ascienden a miles. La Iglesia Católica se disculpó por los hechos. Ya en 2004, en Estados Unidos, fueron acusados 4400 sacerdotes por abuso sexual, número que en 2005 ascendió a 5000. La Iglesia Católica pagó, a raíz de esto, dos mil millones de dólares a las víctimas. El obispado de Los Angeles lo hizo por 600 millones de dólares. Todos estos hechos vergonzosos provocaron la renuncia del obispo de Boston, cardenal Bernard Law, acusado de proteger a los curas causantes de las violaciones. Sebastian Gehrmann, un sociólogo que estudia el problema, señala que esto ha provocado la bancarrota de varias diócesis de Estados Unidos, especialmente de la de Boston. Y que en 23 países existen denuncias de agresiones de clérigos hacia monjas, de niños sordomudos en Italia, menores de edad en Austria y niños en Polonia. Y agrega que la lista desgraciadamente es mucho más larga.

Luego de la denuncia ocurrida por los sucesos en el colegio Canisius, se originó en Alemania una ola de denuncias de ex alumnos de escuelas religiosas. Por las mismas, se hallan acusados de abuso de niños y adolescentes por lo menos 94 sacerdotes y laicos católicos. Tanto es así que se tiene en Alemania el temor de que se produzca un verdadero terremoto de denuncias, como ocurrió en Estados Unidos e Irlanda. El Spiegel se pregunta: “En esos dos países salieron a la luz diez mil casos de abusos sexuales. ¿Alemania alcanzará también esas cifras?”. En el Die Zeit, los autores del estudio señalan: “En enero de 2002 fue acusado el cura John Geoghan en Boston de haber abusado sexualmente de 130 niños durante sus treinta años de sacerdote. Pero no fueron los hechos que llevaron a la condena de ese cura a diez años de prisión los que levantaron la furia de la población contra la Iglesia Católica, sino que la jerarquía eclesiástica supiese muy bien de las fechorías del cura Geoghan pero, en vez de separar al cura de la comunidad, pagase a las familias cuyos niños habían sido abusados por él sumas importantes de dinero para que guardaran silencio, y trasladaran al autor de esos hechos criminales a otras comunidades católicas sin advertirles a éstas quién era el sacerdote que llegaba”. Una especie de método para “no levantar la perdiz”. Fue así que durante esos años, 4392 sacerdotes norteamericanos cometieron delitos por abuso de menores. Pero la Iglesia Católica norteamericana siguió con su táctica de pagar dinero a las víctimas y trasladar a los curas en vez de buscar soluciones por medio del estudio profundo del origen de esos delitos.

En las investigaciones que mencionamos se llega a la conlusión de que no hay acción más pérfida que la violación o el abuso sexual de menores. Y que todo esto no se soluciona con la condena de los autores de tales violaciones ni con el pago de indemnizaciones a las víctimas. Se anuncia que a partir del 22 de este mes la Conferencia de Obispos Católicos Alemanes se dedicará al tema de violaciones y abusos. Evidentemente se tendrá que ir al fondo de la cuestión. Y en eso está en claro que, quiérase o no, deberá comenzar el debate acerca del voto de castidad de los sacerdotes. Alemania misma tiene el ejemplo: los pastores de la Iglesia Evangélica luterana pueden casarse y tener hijos. Los sacerdotes católicos, no, deben ser “castos” desde que nacen hasta que mueren. Veamos pues entonces las estadísticas, comparemos. Los cristianos de la línea luterana no tienen ni por asomo los delitos que ensombrecen a la Iglesia Católica.

En primer lugar, las jerarquías católicas deberían recurrir a la experiencia del ser humano y a la ciencia. Hacer cursos con psicólogos, con médicos, sí, hasta con poetas, acerca de palabras como amor, cuerpo humano, hijos. Y de allí, al estudio de todos los complejos y hasta enfermedades mentales que se originan con las prohibiciones, llamados “pecados” por el catolicismo. Preguntarse desde cuándo y quién impuso lo de la llamada “castidad” y aquello de que sólo el hombre, como sacerdote, puede ser representante de Dios en la Tierra. No es así. La mujer es parte de la vida, fundamental, y no sólo está para rezar del lado de enfrente del altar sino para actuar y acompañar.

La Iglesia Católica –ya desde antes de la elección del alemán Ratzinger, como Papa– está en declinación. Se nota en el reducidísimo número de aspirantes a sacerdotes que se presentan por año y en el número de iglesias que van cerrando en sus ciudades, por falta de fieles y de sacerdotes. Pasan a ser museos, salones de exposiciones, restaurantes y hasta salones de baile.

Creemos que les ha llegado el momento, a quienes manejan esa inmensa corporación mundial religiosa, de pensar otras metas. No prometer paraísos en otras vidas sino llevar la verdadera religión de la bondad y la justicia aquí, en la Tierra. Seguir el camino de esos obispos Angelelli y De Nevares, a quienes conocí a fondo, y eran pura sinceridad y llevaban la palabra solidaridad en los labios y la cumplían todos los días a toda hora, igual que aquellos padres palotinos, aquel padre Mugica, y ese padre Antonio Puigjané, a quien visité tantas veces en la cárcel injusta, pero que siempre salía para extender la mano y marcar el surco.

Se hace necesaria una organización verdaderamente cristiana que ayude con la varita mágica de los comedores infantiles, con la creación de fuentes de trabajo, de procurar un techo digno para todas las familias. Juntar lo bueno del cristianismo con lo bueno del socialismo. No hay mejor paraíso que el que se puede crear en la propia Tierra y no dejarse llevar por fantasías que han ayudado a mantenerse en el poder a un sistema injusto, apoyado por las armas, las guerras y la explotación del hombre por el hombre. Y no continuar con todos esos pavos reales disfrazados que fueron a saludar a dictadores y dieron misas a los desaparecedores.

Esperemos que en los próximos concilios comience a debatirse en serio el verdadero rol de la Iglesia en la sociedad. Jesús actuó aquí, en la Tierra, e hizo saber sus enseñanzas a sus discípulos. Y por eso perdió la vida como tantos que siguieron sus verdaderas huellas por la verdadera paz eterna. Aquella que busca hacer desaparecer las violencias de una sociedad, siempre originadas en las injusticias sociales.

Osvaldo Bayer

Fuente: Página 12


12 febrero 2010

AMORTIGUADORES





por Jorge Zabalza

Un ex-guerrillero tupamaro se colocará la misma banda presidencial que antes lucieron tantos prohombres del sistema, un hecho insólito realmente, con múltiples repercusiones, pues, por supuesto, significa una cosa para el pueblo asalariado que votó masivamente al Frente Amplio y otra, muy diferente, para los sectores que manejan la producción nacional, que sólo excepcionalmente lo votaron. Para otros, además, a la luz de la larga historia de la cofradía tupamara, el acontecimiento está preñado de significaciones muy personales y emotivas. Creo que deberé extenderme mucho más de lo permitido por los pocos medios escritos que pudieran publicar una columna de esta índole, no escribo por consiguiente para publicar el testimonio si no, simplemente, para lanzarlo a ese espacio donde Bill Gates hace su negocio y vigila la mirada atenta de la CIA, pero que permite sembrar gérmenes de herejía y escapar a panópticos y censuras criollas.

Un poco menos pobres

Hay más trabajo, comentan mis vecinos de Santa Catalina. Como sufrieron en carne propia la crisis del 2002/2003, sin necesidad de estadísticas, de sólo conversar en el barrio y en el ómnibus, hoy perciben que la población que trabaja llegó al millón y medio de personas, que la tasa de desempleo alcanzó sus mínimos históricos y el salario real se incrementó en los últimos cinco años. Además, por otra parte, reflejan la sensación generalizada de estar más protegidos por algunas de las leyes laborales aprobadas en el gobierno frenteamplista, como los consejos de salarios, las negociaciones colectivas y el fuero sindical.

“No había trabajo con Jorge Batlle, hay trabajo con Tabaré Vázquez”, ecuación sencilla y contundente, compartida por ese 12% de montevideanos refugiados en los asentamientos, fundamento más que suficiente del optimismo que reina entre los trabajadores empobrecidos desde que ganó Mujica. Sin embargo, una serie de datos y consideraciones sugieren que deberían ser más cuidadosos a la hora del entusiasmo:

UNO: más del 70% de los trabajadores ganan menos de 4.800 pesos, suma que les sirve para estar exonerados del IRPF, pero que no alcanza para cubrir las necesidades elementales. Los salarios y jubilaciones actuales son menores que los de 1997/98. Seguramente el bajo poder adquisitivo de los salarios, sea la razón para que el 62% de los trabajadores industriales haya sido expulsado hacia el cinturón irregular de Montevideo.

DOS: según las cifras oficiales, del millón y medio de personas que trabajan, unos 600.000 (el 40%) lo hacen en condiciones de precariedad, ya sea porque trabajan menos horas de las que aspiran o porque no tienen cobertura de la seguridad social, son los que lavan parabrisas, venden en la calle o son esclavizados por las empresas de seguridad y limpieza.

TRES: los niños no alcanzan a ser un 30% de la población del Uruguay, pero son la mitad de la población que vive por debajo del límite de pobreza; coletazo de lo anterior: uno de cada cinco niños ingresa a las escuelas con problemas de talla, raquitismo o bajo coeficiente intelectual; uno de cada cuatro escolares no termina sexto año, y uno de cada cuatro adolescentes no hace educación secundaria. Estas cifras se mantienen estables desde los ’90, el Uruguay es un país de viejos, pero en Uruguay la pobreza es infantil, es decir, el futuro es pobre.

CUATRO: la tasa de desempleo no llega al 8% de la población activa del Uruguay, pero el 22% de los jóvenes no tienen trabajo y el 40% de los que ingresan a liceos y escuelas industriales abandonan antes de tercer año. El Uruguay del siglo XXI discrimina a sus jóvenes, no sólo porque los hace vivir en barrios socialmente marginados, sino porque también los ha confinado tras las alambradas de un ghetto educativo, cultural e intelectual.

CINCO: El Instituto Nacional de Estadísticas dice que hay 100.000 pobres y 35.000 indigentes menos que en el 2003, cifras calculadas a partir de considerar como pobres solamente a quienes tienen ingresos menores a 4.732 pesos, falsificación intelectual muy grosera. Esas cifras no resisten el análisis de la evolución de la pobreza en Montevideo: en el año 1999 el 16,2% de los montevideanos estaban por debajo de la mentada “línea”; en el 2004 la cifra había crecido al 32% a consecuencia de la crisis del 2002, luego, en el 2007 disminuyó al 26,5% de la población capitalina y siguió haciéndolo hasta hoy, pero aún así, en el 2009 los pobres eran todavía un 8% más en 1999. Para ser exactas y sinceras, las cifras oficiales deberían decir: “la pobreza es menor que en el 2003, pero mayor que en 1998, antes de la crisis”.

Estas cifras permiten aproximarse a las condiciones reales en que vive el pueblo asalariado, claro que, por razones obvias ellas estarán siempre ausentes en el discurso de la derecha, que no tiene interés en develar la realidad social, sino sus consecuencias (inseguridad, delito), pero resulta extraño ver como ahora han sido dejadas de lado por el discurso frenteamplista que siempre las denunció públicamente. Es innegable que los asalariados apoyaron electoralmente a los candidatos del Frente, pero también es cierto que les pasa desapercibida su verdadera situación socioeconómica y consideran un privilegio contar con laburo, aunque sea en la precariedad absoluta, mal pagos y saliendo para el trabajo con las patas embarradas de los barrios sólo recordados por la crónica policial.

A los ricos les va mejor que nunca...

Las cifras macroeconómicas reciben felicitaciones de los organismos financieros internacionales y las empresas consultoras de riesgo: el PBI anduvo por los 25.000 millones de dólares en 1998 y creció hasta alrededor de 32.000 millones para los años móviles de fines del 2008 y comienzos del 2009. Este crecimiento es repercusión local del auge mundial del capitalismo, arrastrado principalmente por la locomotora china, antes roja y popular, cuya producción y consumo continúan cuesta arriba pese a la crisis del capital especulativo. La bonanza sostuvo la demanda y los precios de los “commodities”, fenómeno que en el Uruguay se tradujo en el crecimiento explosivo del modelo forestal, sojero y ganadero. El Ministro de Economía exclamó con algarabía que creció la torta, ¡al fin!, olvidando aclarar que ese crecimiento no era sólo fruto de sus desvelos, esfuerzos e inteligencia.

Sin embargo, macroeconomía brillante no quiere decir justicia en la redistribución del ingreso, precisamente, puede ser todo lo contrario: en el trienio 2005, 2006, 2007 los asalariados recibieron un 20% del ingreso nacional, mucho menos que en los años que van de 1997 a 1999, cuando en el reparto les tocaba el 30% de la torta. El reconocido economista frenteamplista Jorge Notaro, prestigioso investigador de la Facultad de Ciencias Económicas, calcula que las familas asalariadas han perdido unos 1.700 millones de dólares por año en beneficio del capital. Un proceso semejante sufrió la parte del ingreso nacional que va a los jubilados: entre 1997,98 y 99 el gasto del BPS representaba un 10% del producto, mientras que en 2005,06 y 07 se redujo al 8%. Quiere decir que la riqueza producida es mucho más grande que antes de la crisis del 2002, pero que alguien se está apropiando de una parte cada vez mayor de lo que produce la sangre, sudor y lágrimas del pueblo asalariado.

Nunca les ha ido tan bien a los ricos como ahora, reconoció en BÚSQUEDA Eduardo Bonomi, mano derecha del nuevo presidente. Parafraseando los dichos de un anarco amigo de Roger Rodríguez, puede afirmarse que el estilo de repatir la torta que tiene Astori, hace que los ricos sean mucho más ricos y los pobres sean un poco menos pobres. Con el gobierno progresista, los dueños del Uruguay hacen buenos negocios, aumentan sus ganancias y se les promete hasta el cansancio “estabilidad para las inversiones”, frase que en criollo significa “mantener estable la desigualdad”, sin embargo, protestan airadamente, pero es de puro reaccionarios, no porque tengan un motivo claro.

La mayor riqueza de los ricos está ligada al desarrollo explosivo del modelo “país proveedor de soja, carne y celulosa en el mercado mundial”, modelo que no está en el programa del Frente Amplio pero es el proyecto de país productivo de los inversores extranjeros y que, aunque duela a los feligreses, está protegido por la política económica del gobierno frenteamplista. ¿No es con ese fin que se invierten fondos públicos, financiados por el Banco Mundial, para ampliar el puerto de Montevideo y en tender vías férreas hasta las plantaciones forestales?. El proyecto nacional con que se llena la boca Danilo Astori queda seriamente cuestionado por la realidad.

Son extranjeros los dueños de la producción agropecuaria, la principal riqueza del Uruguay: 1) el frigorífico brasileño Marfrig monopoliza el 40% de la faena uruguaya de carne, base económica del latifundio criollo; 2) el capital brasileño (Camin SA) también controla el cultivo, acopio, industrialización y exportación del arroz uruguayo; 3) cincuenta y cuatro plantadores, extranjeros off course, acaparan la mitad de la producción de soja en Uruguay: compraron tierra a mitad del precio que tiene la argentina, acá están libres de control sobre los agrotóxicos y transgénicos y las exportaciones (el 95% sin industrializar) no pagan ningún impuesto, es tan buen negocio que el área sembrada se extendió de 30.000 hectáreas a medio millón en menos de ocho años; 4) de la celulosa mejor ni hablar: la empresa UPM instalada en la zona franca de Fray Bentos se lleva 500 millones de dólares al año sin pagar un peso de impuestos; 5) ahora le toca el turno a la lechería, flor de la Banda Oriental, que está siendo invadida por capitales extrajeros de varios pelos, principalmente brasileros y estadounidenses; 6) en el período que abarca desde el año 2000 al 2008 la propiedad del 30% de la superficie agropecuaria del Uruguay cambió de manos, 5.081 millones de hectáreas fueron compradas y vendidas y, en su mayoría, fueron a parar a manos extranjeras. La soberanía nacional queda bastante maltrecha, sus heridas se abren a la vista y paciencia de todos, el silencio conciente lo que ya han consentido presidente, ministros y parlamentarios frenteamplistas. ¡Malinche sigue cambiando riquezas por cuentas de vidrio!.

A los ricos que están mejor que nunca no les movió un pelo la llegada de un tupamaro a la presidencia, nadie salió corriendo espantado hacia Miami o Madrid, los “operadores” empresariales de Mujica (López Mena, Libermann), todo lo contrario, concurrieron en masa al acto del Conrad, Punta del Este, pagando 100 dólares por el cubierto y el derecho a hacer una pregunta. Se sienten seguros de Mujica, será un buen administrador general de sus negocios y su predicamento entre las masas empobrecidas es útil para que todo siga igual. Saben que el nuevo equipo económico implementará las mismas políticas liberales que el Fondo Monetario Internacional recomienda hace treinta años, y saben demasiado bien que su riqueza y su poder no están cuestionados en lo más mínimo.

Amortiguador de primera.

Del lado de la justicia, los que el sistema excluye y condena, cuyas filas engrosa el capital al reproducirse, un ejército sin otra salida que liberarse del sistema, pero que, sin embargo, aunque la emancipación social les sea necesaria para recobrar la condición humana, actualmente no ven la necesidad de luchar por ella, los hábitos de vida precaria acumulados por generaciones crearon la cultura de no pensar más allá de la “diaria”, es imposible que piensen en el largo plazo, la política no es para ellos herramienta transformadora, sino un medio para sobrevivir, como la changa, la manga o el requeche.

Del lado de la injusticia está la clase propietaria, aunque no se sientan amenazados, no dejan de tener una especie de temor congénito a las revoluciones, la política para ellos es el arte de conservar sus privilegios y su poder económico, trabajan por la “unidad de la familia ideológica” y, para el futuro, por si las moscas, apuestan a un Piñera, un Macri o un Sarkozy, o incluso, pensando en que la república liberal puede dejarles de servir algún día, sueñan con la resurrección del pachecato o un golpe a la hondureña ¡ellos sí que tienen estrategias a largo plazo!.

Ahí están, como siempre... el rico con su riqueza y el pobre con su pobreza, el gallo rojo y el gallo negro prestos a reeditar su lucha eterna, dos ejércitos que se miran con recelo y velan sus armas, a la espera de la lucha final. “Amortiguación política de los conflictos sociales” fue el concepto que don Carlos Real de Azúa usó con acierto para describrir el modo “pacífico y pacificador” de dominación, el que introdujo el batllismo a principios del siglo XX con el fin de postergar el choque frontal entre los dos ejércitos. Amortiguar es una estrategia funcional al capitalismo.

En el momento de fijar el monto del salario, la clase propietaria ejerce su poder de manera descarnada y los asalariados intentan recuperar una ínfima parte de lo que produjeron, es precisamente en ese momento que cobra sentido la amortiguación política, cuando los poderosos sustituyen el empleo de la fuerza represiva por múltiples mecanismos de mediación y negociación, su estrategia es desgastar y licuar la resistencia de los asalariados evitando la radicalización de la lucha de clases, jamás conveniente para quienes tienen todo que perder.

Un par de vueltas de tuerca más adelante, la historia del Uruguay Batllista se está repitiendo en sus aspectos esenciales: para obtener el consentimiento de las víctimas del sistema, el Uruguay Progresista ha desarrollado los métodos más modernos de alienación política: la actuación de los caudillos en el escenario televisivo, instrumento idóneo para distorsionar la conciencia de los asalariados, manipular la opinión pública, juntar votos a lo bobo y ganar elecciones sin debatir ideas y programas. Se buscaban grandes actores políticos capaces de limar las asperezas más insufribles, el progresismo los encontró.

El presidente ex-guerrillero es el presidente de los barrios al norte de Avenida Italia, los resultados electorales están tan “territorializados” como la pobreza, mis vecinos de Santa Catalina sienten que de ellos llegó a las alturas, la impronta del recién elegido los lleva a creer que ahora están mejor representados que antes, tal vez por eso no le exigirán que haga revolución alguna, apenas le reclaman unos pesitos más, tal vez la tentativa de construir viviendas y reírse con alguno de sus dichos de boliche de piso de tabla. Mujica no disfrutará de la bonanza que gozó Tabaré Vázquez, lo puede agarrar la réplica del terremoto mundial y, durante los dos primeros años, deberá pagar 100 millones de dólares por día de los servicios de la Deuda Externa, pero Danilo Astori tiene recursos para obtener fondos para repartir, haciendo menos miserable la miseria de marginados y excluídos sin cambiar la exclusión y marginación para nada.

Aplauden los inversores en el Conrad, los funcionarios del Banco Mundial y el FMI, el embajador yanqui, hasta aplauden Sanguinetti, Lacalle y Bordaberry haciendo que uno se pregunte para qué elecciones si todos tienen idéntico proyecto nacional, pero, por sobretodo, Mujica es depositario de la confianza política de los sectores más empobrecidos de la sociedad, todo está dado para que sea el más eficiente amortiguador de la historia, superando por varias cabezas a Luis Batlle y Wilson Ferreira.

El costo ético y moral.

Para que la amortiguación política funcione aceitadamente, sus gestores deben dar garantías de las mejores relaciones con las fuerzas armadas y policiales. Los operadores de la conciliación de clases no pueden estar en la vereda de enfrente del aparato represivo, sujetos a espionaje y pasibles de ser reprimidos, por eso además de sentarse a la mesa con las cámaras empresariales y los organismos financieros internacionales, hay que abrazarse con los uniformados de toda laya y color.

De la necesidad política de vincularse a los mandos militares y policiales, surge la concepción de “olvido y perdón”, eje del actual pensamiento político del progresismo con relación al terrorismo de Estado. Hubo además quienes se encargaron de la impúdica tarea de asumir la defensa de la impunidad, no sólo la de los “viejitos” criminales de los ´70, si no también la de los asesinos de Morroni y Facal en Jacinto Vera. Además intentaron impedir que fueran juzgados quienes mataron a su compinche chileno Berríos.

Entonces... ¿cómo extrañarse de que, en plena democracia progresista, los militares y policías uruguayos repriman y violen derechos humanos en Haití y Punta del Este, en cárceles, comisarías y esquinas de Montevideo? Son hechos que hieren las pupilas, ni los más creyentes en la nueva religión pueden ignorar lo que ocurre delante de sus narices. Para nosotros, sería imperdonable callar la boca.

”El policía... detiene a una persona... porque está convencido de que está a punto de cometer un delito”, Eduardo Bonomi deja caer esa frase en BUSQUEDA, pretendiendo justificar los desmanes de la jueza y la policía de Maldonado. Explica que como ministro castigará al que esté “pensando en cometer un delito” aún antes del acto que infrije la ley, ya Mussolini había otorgado a los jueces esa potestad, casi que divina, de juzgar las intenciones en lugar de atenerse a los hechos, precisamente por eso les decían fascistas al Duce y sus magistrados. Ahora se les concede idéntica potestad a esos policías criollos que todos conocemos, con su falta de preparación en general y de honestidad en particular... es evidente que se está dispuesto a asumir las responsabilidades por los “errores y excesos” que puedan ocurrir.

Como no los hay a la vista, la derecha fabrica un enemigo: los delicuentes, en particular la emprenden contra los delitos contra la propiedad y el narcotráfico. Lo grave es que el progresismo se suba tanto al carro que tiran por la borda principios elementales del derecho penal, si la mano dura fuera la de Lacalle o Bordaberry se pensaría que están preparando futuras represiones contra el pueblo, pero con este gobierno ex-guerrillero resulta difícil ubicar el objetivo de asumir esas concepciones tan represivas y reaccionarias. Cabe recordar que este gobierno los polícías fueron los únicos empleados públicos que recompensados con un aumento salarial del 100%, como si se estuviera haciendo méritos con alguien.

”El sistema tiende un cerco sobre el peón o el pequeño productor rural y los obliga a emigrar, para hacinarse en las grandes ciudades. El sistema arroja a la desocupación a un sector en aumento de la población. Si busca defenderse con la venta callejera, el sistema lo persigue. El sistema enseña a robar y matar desde la televisión. A la delincuencia la crea una clase social, pero afecta a toda la población. Para terminar con la delincuencia hay que terminar con el sistema”, palabras de Raúl Sendic que no admiten equívocos: en lugar de rejas y palos, terminar con el sistema.

El momento histórico lo define muy bien Raúl Zibechi: como el dominio económico de los EEUU rueda barranca abajo, como las reservas de petróleo de Venezuela y Brasil desalojan a Medio Oriente del primer lugar, la mira del imperialismo apunta ahora a su patio trasero, privilegio que coloca a América Latina en el centro de las preocupaciones político-militares del Pentágono, la CIA y el Departamento de Estado. Honduras y Haití presagian más agresiones “disuasivas”, más intervenciones “preventivas”... más violencia.

En ese panorama, el ejército uruguayo está siendo uno de los discípulos dilectos del Comando Sur del Pentágono, que premia la alcahuetería otorgándole el cargo de segundo comandante de las tropas invasoras de Haití. No conforme con la buena letra hecha hasta ahora, el nuevo ministro de defensa proclama la necesidad de aumentar la cantidad de soldados uruguayos en la “isla-portaaviones” de las fuerzas armadas yanquis, queda claro que nos estamos sumando a la fila de niñitos buenos del continente, Colombia, Panamá, Honduras, Perú, Méjico y Chile. El gobierno está involucrado en una de las más fariseicas intervenciones armadas de los EEUU, comparable solamente con la invasión imperialista a Paraguay en el siglo XIX, cuando Venancio Flores arrastró al pueblo oriental tras los designios del imperio británico, mancha ética y moral que el Partido Colorado jamás podrá limpiar de su historial, bastante ensangrentado por otra parte.

“Olvido y perdón” a los torturadores y asesinos, palos a los excluídos que duermen en las playas de Punta del Este y asociados al imperialismo en su ofensiva sobre América Latina, el pragmatismo no ofrece límites éticos o morales, tampoco los tienen quienes se afilian a su filosofía, por eso los pragmáticos se tornan capaces de cualquier cosa.

Los sobrevivientes

El rasgo que caracterizó la generación de Ernesto Che Guevara fue el “entregar la vida por la revolución social”, profesión de fe nacida en la lucha social en toda América Latina, determinación subjetiva previa a la opción política por la vía armada. La teoría marxista era la misma para todos, pero la mirada guerrillera la interpretaba a la luz de esa decisión de poner el cuero en la estaca, mirada muy diferente a la de quienes optaron por la lucha electoral y parlamentaria.

Cuando a los sobrevivientes de la derrota nos sacaron de los calabozos en marzo de 1985 y se nos impuso la legalidad tutelada, aquel rasgo “entregar la vida” quedó como suspendido en el aire, fué sustituído por la “intención revolucionaria”, definición muy etérea, casi que inasible, pues no implicaba otro compromiso que repetir algunas fórmulas y consignas. Como consecuencia lógica y natural del cambio en la subjetividad, la mirada de los sobrevivientes fue dejando de ser guerrillera y las cosas se comenzaron a intepretar desde una óptica muy diferente, pues ya no había que poner el cuero en la estaca.

Para dilucidar los misterios de la deriva, la clave está en esa diferencia, una cosa fue el compromiso práctico de los ’60 y otra, totalmente distinta, la vaguedad de un horizonte sin salas de tortura a partir de 1985. La pérdida de Raúl Sendic dejó el barco al garete, sin ancla a la revolución, de inmediato el derrumbe de los muros dió el golpe de gracia y abrió paso a los elementos ideológicos, producto de la derrota, que hasta entonces se mantenían en estado latente, el barco fue arrastrado por corrientes y remolinos poderosos, se negó la posibilidad de hacer la lucha revolucionaria y, como forma de diluir la propia, se hizo responsable de ella a las generaciones venideras, el arte de lo posible se volvió arte de la no transformación, de conformarse con lo que hay. Aceptar la changa de amortiguadores en la lucha de clases... fue apenas un pasito más.

Ha muerto Julio Dewaily, el flaco, timonel que nunca equivocó el rumbo, tupamaro en Nuevo París y Belvedere y donde fuere, los verdugos no pudieron quebrar su entereza, era de la estirpe del Gorila Ramos, el Gallego Más Más y el Gato Sosa, salió del Penal de Libertad tan digno como había entrado. Al aire libre fue creciendo su autoridad moral, supo salir del infierno y ayudar a muchos a salir de él, intransigente en luchar contra la privatización de los casinos muncipales, en plena democracia se jugó la ropa por el MLN(T) a riesgo de su propia libertad, acaudilló la movilización del oeste montevideano contra la privatización del agua, fue de los más firmes luchadores contra la impunidad de los terroristas. Su “intencionalidad revolucionaria” se tradujo en hechos, en práctica, en acumulación de conciencias y voluntades tras las banderas de la emancipación, los cánticos de sirena no pudieron ablandar sus convicciones, se negó a transar con los que transan y murió tan hereje como nació, un tupamaro.

Como propuse en la primer frase de este ensayo, a pesar de lo prolongado del divague, he intentado explicar el insólito hecho de un ex-guerrillero asumiendo como presidente de la república, explicarlo buscando sus raíces en la historia del batllismo, autor intelectual del régimen político moderno del Uruguay, entenderlo como respuesta a las consecuencias de la exclusión social y política de sectores cada vez mayores de asalariados. Por muy porfiado que uno sea, la prédica revolucionaria no encuentra eco en el ejército de empobrecidos por los dueños del Uruguay, las víctimas del sistema capitalista no son receptivas a la voz revolucionaria, cabe reconocer que no es tiempo de insurrecciones, aunque las llamaradas estén alumbrando por toda América Latina.

Tal vez, como dicen muchos, sea cierto que no se puede hacer otra cosa, es lo que hay, valor... bueno, pues que lo hagan Astori y Vázquez!. Que ellos olviden y perdonen a los criminales o se asocien a la intervención de los EEUU, verdaderamente no me duele, son lo que son, sus actitudes políticas son coherentes con sus discursos de toda la vida, no engañan a nadie. Sin embargo, no creo que se haya sobrevivido a la derrota y el verdugueo para esto, no creo que los sobrevivientes deban ser los responsables de sostener el régimen democrático burgués, generando la confianza y el consentimiento sin los cuales no funciona la dominación pacífica. Duele ver a sobrevivientes de la gesta revolucionaria paseando del brazo con quienes no debieran, a los que cargan la mochila de los caídos siendo funcionales sino al sistema que quisimos voltear, si uno fuera creyente les diría, con el Flaco Dewaily...¡qué dios los ayude!.


Uruguay: Condena al ex dictador Bordaberry sienta un precedente histórico en América Latina





La condena del ex dictador Juan María Bordaberry, dispuesta por la jueza penal de 7º Turno, Mariana Mota, por "Atentado a la Constitución", fue calificada como clave para la jurisprudencia.

La sentencia contra el ex dictador supuso la primera condena en América Latina por liderar un golpe de Estado, puesto que hasta el momento los promotores del quiebre institucional en distintos países solo fueron juzgados por delitos de homicidio, desapariciones, corrupción e incluso sustracción de menores. Este punto también fue destacado por las agencias de noticias y varios medios de comunicación del continente.

En este sentido, la abogada Hebé Martínez Burlé, una de las promotoras de la denuncia penal contra Bordaberry, se mostró emocionada por la disposición judicial que condena al ex dictador por "Atentado a la Constitución", luego de siete años de iniciado el proceso judicial.

La condena tiene un carácter "muy emblemático, simbólico, de que cuando se viola la Constitución, cuando se da un golpe de Estado a la larga se va a pagar", al tiempo que "nos devuelve a los uruguayos lo más sagrado, que es la Constitución", dijo Martínez Burlé a la AFP.

"Nos decían locos"

El abogado Walter De León fue otro de los promotores de la denuncia interpuesta contra el ex dictador el 19 de noviembre de 2002 ante la Suprema Corte de Justicia, acompañada con la firma de 1.500 personas, en la que se solicitaba su juzgamiento por diversos delitos cometidos durante su gestión al frente del proceso dictatorial.

En este sentido, De León recordó que "era una denuncia muy extensa", porque no solo pretendía la indagatoria por "Atentado a la Constitución", homicidios y desapariciones, sino que solicitaba investigar el incremento de la deuda externa durante el proceso dictatorial y la posible comisión de un delito de "revelación de secretos políticos y militares" por el intercambio de información durante el desarrollo del "Plan Cóndor".

La presentación de la denuncia "no fue fácil" por el contexto social y político del momento. "Muchos colegas nos decían que estábamos locos, pero actuamos con la convicción de que uno cumple con su conciencia, y subimos la escalera de la Corte, sabiendo que la sentencia podía tener un resultado variado", explicó De León a La República.

En este sentido, el abogado consideró la condena como "un hecho simbólico muy importante porque no hay antecedentes en América Latina de dictadores condenados por dar un Golpe de Estado", al mismo tiempo que incorpora los delitos de "desaparición forzada" y "homicidio político".

La sentencia es "un avance de la jurisprudencia uruguaya", como lo fue la declaración de inconstitucionalidad de la Ley de Caducidad, en la que se define a los tratados internacionales como "de rango constitucional", en base al artículo 72 de la Constitución de la República.

"La Dictadura fue muy brutal, una persecución total como señala la jueza. Fue muy duro para todo el Uruguay, y por eso cuando estaba detenido nos comprometimos a salir de la cárcel, estudiar Derecho y lograr la condena de Bordaberry, no por meterlo preso, sino para que no quede impune el dar un golpe de Estado y que sus responsables sean juzgados", dijo. De León salió de prisión en 1985 y en 1990 egresó de la Facultad de Derecho.

"Pena simbólica"

El abogado José Luis González, en tanto, consideró que el fallo significa "una pena simbólica" porque condena al ex dictador por el golpe de Estado y recoge figuras penales como el homicidio político y la desaparición forzada que ponen al Uruguay "a tiro con los fallos de la jurisprudencia latinoamericana". "La condena por el golpe de Estado es un fallo trascendente porque implica una prevención especial y general: especial para el propio Bordaberry, para que no vuelva a cometer dichos actos, más allá de que no pueda hacerlo, pero ese es el objetivo del Derecho Penal; y general para que los que osen pensar en cometer un delito de esta naturaleza estén al tanto de las consecuencias de sus acciones", señaló González.

Además, "es una pena simbólica porque recoge las figuras de la desaparición forzada y homicidio político, las cuales forman parte de la jurisprudencia internacional y hay que definitivamente incorporarlas a nuestro ordenamiento jurídico, porque forman parte de él", dijo González.

Fallo "ejemplificante"

La abogada Pilar Elhordoy, promotora de diversas causas por violaciones a los derechos humanos contra el ex dictador, aseguró que el fallo judicial es "ejemplificante" porque "es la primera vez en la historia que se juzga a un dictador por el golpe de Estado".

"Uno siente un regocijo y una alegría muy grandes, además de ser un estímulo para seguir trabajando, luego del fuerte golpe que significó la no anulación de la Ley de Caducidad", señaló Elhordoy, denunciante en dos causas conexas al expediente por el cual fue condenado Bordaberry: el homicidio de Hugo Leonardo de los Santos y "Fusilados de Soca".

"El fallo demuestra que la Justicia sigue siendo independiente y aumenta nuestras expectativas, las primeras y las originales, que es saber la verdad sobre los hechos de la historia reciente. Es la postura histórica de los familiares, saber la verdad sobre lo que aconteció con las víctimas, cómo fueron sus últimos momentos y en el proceso contra Bordaberry, la jueza y la fiscal han demostrado seriedad en su trabajo y en la búsqueda de la verdad", dijo Elhordoy.

Fuente: La República