30 junio 2008

Elogio de la locura




Graziella Pogolotti


"Yo sé quien soy", afirmaba Alonso Quijano cuando, en su primera escapatoria frustrada, estaba empezando a convertirse en don Quijote de la Mancha. Nacía en aquel momento el primer sujeto escindido de la historia literaria. Tenía dos nombres, el registrado en la iglesia parroquial, y el otro, de su propia invención, construido a imagen y semejanza de un proyecto de vida. Sus antagonistas, siluetas traslúcidas, sobreviven en la memoria con la etiqueta de la función social que desempeñaron —el cura, el barbero, el bachiller—, representantes del saber y del poder constituidos. Frente a ellos, don Quijote se levanta, vencido y, sin embargo, incólume. Su aventura lo ha transformado y ha removido profundamente la sólida entraña pragmática de Sancho. En sus lectores y en muchos personajes circunstanciales de la novela, permanece la nostalgia del deber ser en un mundo mejor. Alonso Quijano, con sencilla y honrada devoción, entrega el alma a Dios, pero no reconoce juez más allá de su conciencia. Uno de nuestros contemporáneos tiene dos nombres, Ernesto Guevara según el registro civil, Che para la historia.

Torpe cortesano, Miguel de Cervantes recibió pocos beneficios del mecenazgo y, apresado entre dos tiempos, también fueron escasos los que obtuvo del extraordinario éxito de mercado de su obra mayor. Los días del mecenazgo tardarían más de dos siglos en periclitar del todo. En el tránsito entre el XVIII y el XIX, pintor de corte, Goya se valió de la socarronería campesina y de la ambigüedad del arte para desgarrar la pleitesía debida con la mordacidad de la sátira. Inmerso en el dolor de su pueblo, amigo de afrancesados y escépticos, el gran sordo tampoco reconoció jueces más allá de la conciencia propia. En sus ya remotos inicios, la aparición del mercado pareció liberar a escritores y artistas de antiguas servidumbres, sometidos a la voluntad del poder político —Virgilio frente a Augusto, según Hermann Broch— y a los designios de las prácticas propagandísticas de la Iglesia. El destinatario dejaba de tener perfil reconocible. Integraba una masa informe que perseguía folletines y llenaría luego museos y galerías. Solo ante su conciencia, el artista contrae deberes en tanto ciudadano y respecto a la intangibilidad de su obra. En este último caso, de Flaubert a Joyce y Pasolini tendrá que afrontar los tribunales, a veces por razones morales y otras por motivos políticos. Así, en nuestros días, las dictaduras latinoamericanas dejaron una larga estela de mártires. El problema de la eticidad, de la consecuencia necesaria entre vida y obra arraigaba, entre nosotros, en la tradición de las guerras de independencia. En Martí la eticidad sostiene y otorga sentido a la vida, tanto en el plano de las relaciones humanas como en el de la acción política, donde la inmediatez de la táctica no desmiente los fines de la estrategia, integrado todo ello a la inseparable creación literaria.

Liberados del mecenazgo, el arte y la literatura intentaban andar a contracorriente en el ejercicio de un sacerdocio. Eran los solitarios, los malditos, contrapuestos al mercenarismo de los gacetilleros. En la obediencia a una esencial exigencia de comunicación, el arte traspasaba la frontera de las apariencias y de los convencionalismos para entregarse a la aventura del descubrimiento. Los caminos se bifurcaban entre el compromiso social y la estricta —casi ascética— entrega a los valores absolutos de la creación.

El mercado y una industria cultural en germen parecían abrir espacios ilimitados. Acabaron por convertirse en prisiones. Las galerías limaron el poder corrosivo de las vanguardias, y las editoriales aherrojaron a los escritores, sometidos al rejuego de la publicidad, a la manipulación de los concursos y a la valoración de una crítica integrada a los intereses del negocio. Los intentos de ruptura se redujeron a sucesión de modas. Los autores empezaron a cotizarse al modo de papeles de una especulación bursátil. En una crisis de superproducción, entre ferias y bienales, las jerarquías se diluyen, la saturación borra la memoria. Obnubilados por la filosofía del éxito, los artistas se instalan en la opulencia y se dejan arrastrar por la seducción del mundo mediático.

El muralismo mexicano y la narrativa de los 60 rompieron el aislamiento de la América Latina. En ambos casos, la asimilación de los códigos forjados por la cultura occidental se conjugaba con el estreno de una mirada diferente. Esa inserción de la contemporaneidad de nuestras expresiones artísticas no se tradujo, sin embargo, en el reconocimiento de una significativa tradición de pensamiento, capaz de desarrollar un diálogo productivo con otras fuentes. Las ideas tienen poca suerte en el gran mercado, sobre todo cuando quebrantan los esquemas establecidos. Más asimilables, las artes y las letras encuentran canales de comunicación con el destinatario anónimo, vacacionista complaciente, acomodado muy pronto a la reiteración de prácticas ayer abrillantadas por la novedad.

La expansión del mercado modificó las prioridades respecto a la función del arte. Los artistas asumieron un anticonformismo militante. El rey Ubu tenía algo de broma, a la vez que fulminaba el teatro digestivo. Los códigos expresivos se modificaban en rápida sucesión. La creación privilegiaba la aventura del conocimiento, afincada en las distintas circunstancias de la condición humana. Periférica primero e inscrita luego en un proceso revolucionario, Cuba permaneció hasta los finales de la década del 80 del siglo pasado al margen de los rejuegos especulativos. Tan solo algunas zonas de la música popular padecieron la lamentable manipulación por parte de disqueras leoninas. Los cultores de música culta, los escritores y los artistas plásticos subsistieron entregados a una suerte de sacerdocio, hasta que el proyecto socialista favoreció la aparición de un destinatario real.

El tardío nacimiento de un mercado artístico en escala muy modesta respondió a factores extrartísticos. De inspiración conceptualista, la plástica había incorporado, en el viraje de los 80, una voluntad de crítica social que concitó el interés de especialistas, acentuado después del derrumbe de la Europa socialista. La sucesión de acontecimientos espectaculares que siguieron a la desaparición del muro de Berlín, desató una fiebre especulativa en torno a los problemas de la producción simbólica representativa de una etapa que se estaba clausurando. Medallas y condecoraciones se vendieron en ferias de baratijas, mientras obras del realismo socialista entraban a formar parte de colecciones públicas y privadas, como testimonios tangibles de una arqueología contemporánea. Superviviente de la catástrofe, Cuba despertaba la curiosidad universal. La crisis económica, la gran apertura al turismo y la posterior despenalización de la tenencia de divisas introdujeron ingredientes de alto peso específico en una situación compleja, cargada de interrogantes nunca antes planteadas. Peregrinos de toda laya acudieron a la Isla, desde periodistas deseosos de obtener una cobertura de primera mano del desplome anunciado, hasta depredadores dispuestos a beneficiarse de la miseria de muchos con el contrabando de objetos valiosos. Se multiplicaron las exposiciones internacionales, así como la adquisición de piezas por parte de museos y colecciones privadas. Los cubanos participaron en renombradas bienales. Los tiempos light suelen ser veleidosos. El boom de las artes plásticas fue pasajero, aunque dejó secuelas. Colocó en las subastas a las promociones de la vanguardia, hasta entonces marginadas de los rejuegos mercantiles. Ofreció a algunos artistas nuevas redes de relaciones. La curiosidad de los espectadores, tamizada por el trasfondo político y por vestigios colonialistas, no mostró interés en la lucha por la supervivencia. Prefirió detenerse en la imagen del deterioro de las ciudades y en expresiones más o menos auténticas de la religiosidad afrocubana.

El intercambio de los escritores cubanos con sus pariguales adquirió, alentado por el auge de las ideas de izquierda, en los 60 del pasado siglo, una intensidad sin equivalente en etapas anteriores. Las publicaciones circularon más allá de la Isla, se tradujeron libros y antologías, y se produjo el descubrimiento internacional de la obra de Lezama. En la crisis editorial de los 90, algunos empresarios de poca monta intentaron sacar provecho del silenciamiento forzoso de las imprentas y firmaron contratos abusivos con escritores necesitados de retribución y deseosos de situarse en un espacio público internacional. Unos pocos se vieron favorecidos por editoriales de renombre. Pero muy pronto la manipulación política estableció las reglas del juego, mediante concursos tarifados y una publicidad mediática bien pagada, para fabricar una carrera hacia el éxito sustentada en razones extraliterarias y en un empleo primario de fórmulas con sabor a disidencia. Más que una exploración en profundidad de las contradicciones latentes en la sociedad, el mercado estimulaba con frecuencia la reiteración de estereotipos. Volver sobre lo gastado por el uso responde a bien aceitadas fórmulas de propaganda montadas sobre el referente implícito de los procesos de desgaste del socialismo europeo. Andar por ese campo trillado implica privilegiar un destinatario acomodado al apacible repaso de postales turísticas. Sustituye el necesario ejercicio crítico concebido, en primera instancia, para el protagonista de estos años difíciles, perturbadores, a veces confusos.

Hay en Bucarest un fascinante museo de la aldea. Evoca un tiempo en que el campesino producía sus alimentos y los enseres indispensables para el trabajo y la vida cotidiana: mesas, sillas y cubiertos de madera, platos de cerámica. Del telar doméstico salían las blusas cuyos hermosos bordados inspirarían un día a Matisse. Los artesanos ocupaban entonces el lugar de los artistas cuando la precariedad de la existencia no dejara margen para el intercambio. El crecimiento de la sociedad generó mayor disponibilidad de bienes e impuso la especialización. La comunidad empezó a sostener a sus juglares. Las cortes se proveyeron de un séquito de artistas que luego fundarían talleres para cumplir encargos de los señores y de la Iglesia. Con la imprenta y la gran manufactura de Rubens germinaba lo que hoy llamamos mercado del arte. En vírgenes y en mujeres de desbordante sensualidad se reconocía la mano del autor. El asunto era mero pretexto para ir entretejiendo otra historia.

El mercado puede ser un medio de distribución de bienes culturales. En algún momento contribuyó a la democratización del libro y acrecentó el círculo de los coleccionistas de arte más allá del ámbito de la aristocracia. En los días que corren, la especulación financiera privilegia el valor de cambio frente al valor de uso. Algunos objetos se conservan, lejos de manos y ojos, en cajas de caudales. La manipulación política erige monumentos y silencia auténticas expresiones de la creación. Una cortina ruidosa entorpece la comunicación entre el autor y su destinatario, cada vez más vulnerable ante los efectos ilusorios de la fanfarria y al plácido acomodo mental. La crisis de sobreabundancia amenaza el porvenir del arte entendido como aventura riesgosa del conocimiento. Ante esa avalancha, los gobiernos han intentado medidas proteccionistas para defender la industria nacional y para proteger las zonas experimentales, aunque el liberalismo económico deja poco resquicio para las inversiones en el terreno de la cultura.

Este contexto impone el replanteo de la eticidad del artista, aún más dramático cuando está situado en la periferia del main stream y en un país sujeto a presiones de todo orden. Cursaba yo el último año de la carrera cuando un profesor, a las muy tempranas siete de la mañana, nos preguntó acerca de la deontología, ciencia de los deberes. Nunca he reflexionado sobre el tema en términos abstractos, aunque pienso que toda consideración ética se sustenta en un compromiso profundo con la verdad y es marca distintiva del ser humano en plenitud de conciencia y lucidez. Esa búsqueda de la verdad, recurrente, fragmentaria, provisional y, sin embargo, capaz de vislumbrar la totalidad en la percepción del instante constituye razón de ser e impulso de los procesos de creación artística. Es el arranque que condujo el esfuerzo de la mano a la práctica de moldear formas más allá de apremio utilitario. Era una acción gratuita dirigida a conjurar el misterio, a comunicarse con otros, a dejar huella en el planeta aun no desbrozado, a entender las cosas del mundo y de la naturaleza. Porque un fragmento de verdad emergió de las circunstancias y las trascendió, seguimos atentos a las historias de Aquiles y de Odiseo, tanto como a la angustia de un niño en espera del beso de la madre. Aureolado por la filosofía del éxito, el mercado deslumbra. Arrastra al autor por ferias y universidades, lo somete al bombardeo de los periodistas, lo entrega a la crítica tarifada. Pero condicionado por sus propias necesidades, fabrica la desmemoria implacable del ayer. Para satisfacer al consumidor, el espectáculo requiere nuevos rostros, la apariencia de la diversidad en la reiteración de lo mismo.

"Yo sé quien soy", afirmaba Alonso Quijano a la hora de reconocerse Quijote y echar a andar con armas de utilería para desafiar molinos de viento y también a los servidores del Santo Oficio, para solidarizarse con mozárabes condenados al exilio después de haber arraigado por generaciones y fundado familias con el trabajo honrado. Perdedor en las armas, condenó el falso saber en las letras. Salió de la cueva de Montesinos con el estremecimiento de la duda y atravesó la amarga experiencia del bufón de corte en el entorno palaciego de los duques. Escindido entre la cotidianidad del pobre hidalgo de aldea y la ancha perspectiva abierta a la imaginación, entre el pragmatismo de Sancho y la utopía del Quijote, la sabia locura del personaje cervantino coloca al escritor frente a un espejo crítico. Su patético anacronismo ilumina las contradicciones del presente y proyecta su voz a través de los siglos. La locura es, entonces, máscara de lucidez, porque los gigantes se esconden tras la apariencia de los molinos, porque la razón profunda está en el poder de la palabra, invención del mundo, sustancia del sentido de la vida, fundamento de toda eticidad, escindida también entre el ser y el deber ser.

*Cortesía de SIC, Revista de Cultura de Santiago de Cuba

Fuente: Rebelión





29 junio 2008

La “madre patria” expulsa a sus hijos






Nos hemos enterado por los medios de prensa, que ocho uruguayos se encuentran demorados, luego de haber pasado por retenes policiales. Tres de ellos están detenidos e incomunicados en el Aeropuerto de Barajas y serán deportados en las próximas horas.


Por su parte, el Centro Uruguayo de Madrid denuncia que otros cinco compatriotas están detenidos, en condiciones prácticamente infrahumanas, en los CIE, Centros de Internamiento para Extranjeros (léase cárcel para inmigrantes o campos de concentración). El Centro Uruguayo denuncia también que, en los últimos meses, se ha duplicado la cantidad de uruguayos deportados y que han aumentado los controles en las estaciones del Metro, en los lugares de trabajo y de reunión de inmigrantes. En su página web, http://centrouruguayo.es/ informan de los requisitos para entrar en España.



Esto obedece a la “Directiva de la Vergüenza” aprobada por el Parlamento Europeo por amplia mayoría, 369 votos a favor, entre ellos los de los parlamentarios conservadores, los “liberales” y más de una treintena de socialistas, entre ellos 16 españoles.


Es notorio que la política de emigración que Europa elabora desde hace años, es un elemento clave para la perpetuación y el refuerzo de las desigualdades en el orden establecido, tanto en las sociedades del sur como en las del norte, profundizando la brecha.


Esta “Vergüenza de Directiva”, atenta directamente contra la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que en su artículo 13 expresa:


1. Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.
2. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.


Y también a su artículo 30:


Nada en esta Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.


La ”madre patria” no es ajena a este accionar, por el contrario, ha impulsado y votado este tipo de políticas. A tal punto que en esto coinciden PP y PSOE, con sus caras de turno: Rajoy y Zapatero. Y cuando los ”enemigos íntimos” se abrazan……..usted no desconfiaría???


Deberían recordar que nuestros países recibieron desde siempre a sus emigrantes sin restricciones.


Muchos de ellos llegaron en plan de ”conquistadores”, y para ello mataron violaron y saquearon, en nombre de Dios y de la Corona; la misma Corona que hoy nos manda callar, cuando en realidad debería pedir perdón y terminar con el saqueo de siglos a nuestros ya esquilmados continentes. Por no hablar de la Iglesia, que guarda un silencio propio de los cómplices.


Pero también llegaron a nuestras tierras inmigrantes europeos, en su mayoría españoles, huyendo de la miseria o del fascismo y que aportaron trabajo y un extenso bagaje cultural y a los que también recibimos con los brazos abiertos y solidarios.


Hoy somos nosotros, sus descendientes, los que llegamos a esta Europa cada vez más rancia que nos agrega el mote de ”ilegales”, olvidando que ningún ser humano es ilegal. Al igual que nuestros antepasados traemos nuestro rico bagaje cultural y nuestros brazos dispuestos para el trabajo. En los últimos años, hemos permitido a muchos países, como España, compensar la falta de mano de obra en muchos trabajos que los europeos no estaban dispuestos a realizar por sus duras condiciones y bajos salarios. "Legales" o "ilegales" los trabajadores inmigrantes hemos sido un aporte decisivo para revitalizar la economía española, estimándose en 8.000 millones de euros el aporte anual que en diversos conceptos hemos hecho al estado. Esta descripción positiva de la inmigración, formulada por varios gobiernos europeos, cambió súbitamente cuando asomó su hocico el nuevo ciclo de recesión del sistema capitalista mundial. Desde ese momento nos convertimos en material descartable, ”use y tire”, pasando a ocupar nuestros lugares los inmigrantes de la Europa pobre (polacos, rumanos, etc.).

Que pasaría, si en el caso específico que nos atañe, Uruguay respondiera de la misma manera y expulsara a todos los españoles que habitan nuestro país??? En este caso hipotético, la ”madre patria” se vería obligada a crear Centros de Internación para Repatriados, ya que les enviaríamos una cifra importante que tendrían que reinsertar.


Pensamos que los gobiernos y políticos de nuestros países, deberían repudiar con todas las fuerzas este oprobio y tomar las medidas pertinentes amparados en el derecho internacional, teniendo muy en cuenta que las causas de la inmigración las encontramos en el neoliberalismo globalizado.


La lucha por el derecho a la movilidad y la libre circulación es un combate por la libertad de las personas y los pueblos, tanto del sur como del norte. Es, también, una lucha por la igualdad de derechos para todos. Por esta razón debemos sumar todas las voces democráticas y defensoras de las libertades, para oponernos a esta ”vergüenza”.


” El Muro de Berlín era la noticia de cada día. De la mañana a la noche leíamos, veíamos, escuchábamos: el Muro de la Vergüenza, el Muro de la Infamia, la Cortina de Hierro...


Por fin, ese muro, que merecía caer, cayó. Pero otros muros han brotado, siguen brotando, en el mundo, y aunque son mucho más grandes que el de Berlín, de ellos se habla poco o nada….


¿Por qué será que hay muros tan altisonantes y muros tan mudos? ¿Será por los muros de la incomunicación, que los grandes medios de comunicación construyen cada día?


El patriotismo es, hoy por hoy, un privilegio de las naciones dominantes. Cuando lo practican las naciones dominadas, el patriotismo se hace sospechoso de populismo o terrorismo, o simplemente no merece la menor atención.” Fragmentos del texto Muros de Eduardo Galeano


Brujita








28 junio 2008

Rememorando una joya clásica imprescindible





Actuaciones impecables. Personajes arquetípicos. Perspicacia sociológica. Tradición teatral, agilidad televisiva y mística cinematográfica. Y sobre todo, una sucesión de frases magistrales que compiten unas con otras por todos los primeros puestos en el inconsciente popular argentino. Todo eso convirtió a Esperando la carroza en la película popular más amada, más negra y más hilarante de (y sobre) la Argentina. Por eso, mientras se anuncia la puesta en marcha de una segunda parte y se proyecta en pantalla grande la primera, Radar invitó al director Alejandro Doria, al guionista Jacobo Langsner y a China Zorrilla para revisitar este clásico que tanto dijo sobre el país en el que vivimos, y que tanto sigue diciendo.


Hugo Salas


Filmada en 1985, considerada por muchos una de las, si no la mejor comedia del cine nacional, reverenciada por un amplio público que, sin distingos generacionales, puede verla una y otra vez por televisión, siguiendo en voz alta cada escena, cada reacción, cada línea de diálogo, Esperando la carroza no es –sin embargo– una película excepcional. En efecto, durante la primavera alfonsinista no era nada nuevo, habida cuenta del éxito pasado de Teatro Abierto, desempolvar éxitos de la dramaturgia independiente (de Tito Cossa a Aída Bortnik) y acentuar los detalles “políticos” o “de denuncia”, mientras que el género comedia venía siendo un estándar de producción de la época, incluso desde antes del fin de la dictadura. La luz rebotada y plana que se repite en todos sus interiores bien podría pasar por la de una de Porcel y Olmedo u otro largometraje industrial, y sus decorados y el vestuario rutinariamente costumbristas distan mucho de los imaginativos despliegues con que, por aquellos años, un Solanas o una Bemberg fascinaban miradas exigentes. Tampoco puede decirse, en rigor de verdad, que haya un lenguaje de cámara exquisito o innovador, sino más bien uno a caballo entre cierto oficio clásico y los usos televisivos (así, por ejemplo, en alguna que otra escena del velorio, como el momento en que las adolescentes huyen de la habitación al ver a la abuela, soluciones poco felices del manejo de grupos en el encuadre obligan a los actores a desplazamientos injustificados, cuando no contradictorios), el talento de Doria siempre ha estado más del lado del manejo de los actores que de la cámara. Pero tampoco las actuaciones, si bien muy por encima de la media histórica en términos de calidad, parecen funcionar en un registro distinto del su tiempo y su tradición. No; lejos de ser una película fuera de lo común, el resultado de un trabajo individualísimo y visionario, Esperando la carroza sorprende porque en ella todas esas circunstancias habituales y ordinarias que en el resto de la producción de la época conducen al desastre, a la trivialidad, a un indefectible aburrimiento, aquí se aglutinan, condensan y adquieren su propio ritmo, casi como los proverbiales flancitos de Mamá Cora que la signan desde el inicio.

En tal sentido, la película realiza un mito largamente acariciado por la crítica, el de la genialidad del sistema, según el cual, en el marco de determinadas pautas industriales, tarde o temprano algún grupo de artesanos competentes y laboriosos pero no necesariamente inspirados en el sentido romántico del término –vale decir, visionarios, adelantados a su época– habrá de llegar a buen puerto (interpretación que, en más de una oportunidad, sirve de explicación para varios clásicos del período dorado de Hollywood). Encarna, además, otra leyenda igualmente potente, si bien más específica de la industria cinematográfica argentina: la fantasía del film popular, ése que sin mediaciones sea capaz de llegar a todos los públicos gracias a su acertada representación de “el ser nacional”. A fin de cuentas, desde La guerra gaucha (1942) hasta Mundo grúa (1999), pasando incluso por acercamientos al criollismo tan disímiles como el Juan Moreira (1973) de Favio y el Martín Fierro (1968) de Torre Nilsson, la idea rectora de un cine-espejo que hable “nuestro” idioma y muestre a “nuestra” gente ha sido el estandarte en nombre del cual se defienden –y perpetran–- toda clase de iniciativas a 24 cuadros por segundo, rigurosamente financiadas por el Estado en virtud, justamente, de la necesidad de reafirmar una cultura nacional siempre endeble, imperfecta y en riesgo.

Es desde este punto de vista, el de la construcción del relato y la intriga de la patria, donde comienza a revelarse el verdadero aporte de Esperando la carroza ya no al cine sino a la cultura argentina en su conjunto. Definitivamente lejos tanto de la esquemática idea de la viveza criolla en tono crítico (La fiaca) o celebratorio (cualquier comedia incluso al día de hoy) como de la apología moralizante del buen vástago de la familia-célula eclesiástica de la sociedad (las de Palito), este grotesco carente de las densidades psicológicas de Discépolo o Pacheco pero generoso en apuntes sociológicos, se atreve a representar al ser nacional no como un ente armónico y consistente, sino como el resultado de una tragedia de clase, atravesada por el desgarro de un ascenso socioeconómico diferencial.

La distancia que separa a Antonio Musicardi (el personaje interpretado por Luis Brandoni) de sus hermanos, sobre todo de la misérrima Emilia (Lidia Catalano), es la misma que acosaba obsesivamente a los personajes de Florencio Sánchez, pero con una diferencia fundamental: en la Argentina de la segunda mitad de siglo, no es ya el acceso al conocimiento ni el sacrificio de los padres el que permite la movilidad social, sino los negocios sucios y la explotación directa o mediada de los contemporáneos. En la vinculación de Antonio con “la pesada” –ausente de la obra teatral, escrita muchos años antes de la dictadura–, así como en el trato chupamedias y servil de esa Susanita de Quino adulta que es Elvira (China Zorrilla), es mucho más que la complicidad de la clase media con el Proceso lo que queda al descubierto.



Lo que resuena de escena a escena, con la aterradora insistencia de una marcha fúnebre, es el retrato de un universo social que, en vez de Edad de Oro, en su pasado tiene por toda referencia un conventillo, la miseria como amenaza permanente, situación que no sólo explica sus permanentes “deslices” de clase (como aquel en el que incurre Nora, el personaje de Betiana Blum, cuando al salir de su casa da un besito a los faros del auto importado) sino que también le vale de justificación para cualquier medida que deba tomar con tal de evitarla. No hacerlo, lejos de constituir un gesto de dignidad o ética, es considerado una falta moral, como en el proverbial refrán de la época según el cual en este país no trabajaba el que no quería.


Es por ello que, conocedora del paño, la Susana de Mónica Villa, aún hoy demoledora en su representación del explotado, no exige justicia, ni siquiera un reparto distinto de las obligaciones y los costos familiares, sino mera piedad cristiana: que se lleven a la abuela un mes, sólo eso. En el transcurso de la película, aprende que el juego se sostiene, por increíble que parezca, sobre el acuerdo tácito de no discutir plata, como intenta al principio, sino moral (de allí que, para llamar la atención, se vea obligada a delatar los cuernos de sus cuñadas). En semejante contexto, donde el sostenimiento de una fachada vagamente “católica, apostólica y románica” (al decir de Elvira) permite una construcción criminal de la riqueza, el abandono de la abuela trasciende el problema de la tercera edad para anunciar la exclusión de todos aquellos que, representando puro gasto –y, por ende, obstrucción del ascenso–, deberán ser irremediablemente dejados de lado.


Con gran sentido de la oportunidad, Esperando la carroza captura ese orden, ese espacio social donde los distintos estratos se ven aún obligados a convivir, en el momento mismo en que la historia, por distintos procesos concurrentes (que van desde los primeros intentos de privatización hasta la sanción de la ley de divorcio), comienza a preparar su entierro. Hoy Elvira no tendría por qué temer la aparición de Susana y Jorge, así como Antonio y Nora, probablemente, jamás visitarían la casa de Sergio; los “hermanos” ya no se cruzan, el espacio ha sido eficazmente dividido. Si algo explica la perduración de la película más allá de su comicidad, de sus aciertos sociológicos y del probado oficio de Alejandro Doria, no es –como suele decirse– lo bien que retrata “cómo somos”, sino que permite un nostálgico viaje en el tiempo a una época en que la dinámica social argentina aún contemplaba el constante cruce de clases y una dinámica de intercambio, ese punto en que retrata “cómo éramos”.


Por más paradójico que parezca, al mismo tiempo que con su risa es capaz de reconocer la falsedad y la traición que subyacen a la metáfora de la sociedad como familia, el público de hoy añora los ravioles o fideos del domingo, ese ideal de estructura que los discursos cinematográficos y televisivos le han acostumbrado a percibir, desde los ya legendarios Falcón, como norma de contención y afecto (definitivamente aniquilada en los ‘90). Desde un presente tan atrozmente fragmentado, donde en muchos casos ni siquiera la familia, ese grupo tan próximo, oficia de lugar de reconocimiento, antes que como un espejo, Esperando la carroza funciona como el viejo álbum familiar, plagado de imágenes de seres absurdos, grotescos y crueles pero en alguna medida entrañables, cuanto menos por cercanos. Ahora que las Elviras a sus hijas no les pagan clase de francés sino de baile en el caño, que los hermanos ricos se encierran aterrorizados de los pobres y que la casa familiar apenas se sostiene en pie (como supo retratar, siguiendo la genealogía teatral del grotesco, La omisión de la familia Coleman), cuesta imaginar de qué trata la anunciada segunda parte, y aquellas crueldades del ser nacional, comparadas con las atrocidades de hoy, se nos antojan pueriles, perdonables, queribles.


Fuente: Página 12





27 junio 2008

Estado de cuenta




En el acto de conmemoración del Golpe de Estado, el PIT CNT llamó a las cámaras empresariales a hacer un "mea culpa" por su apoyo al golpe, además de pedir al Partido Nacional que se sume a la campaña contra la Ley de Caducidad.


El acto que el Pit Cnt llevó a cabo frente a la sede de la Asociación Rural, en 18 de julio, comenzó a las 8:30 de la mañana. En los primeros discursos, el dirigente Luis Puig, de la central de trabajadores, pidió a las cámaras empresariales que hagan un "mea culpa" por el apoyo al golpe de Estado de 1973.


"Es hora de reconocer su error histórico de haber apoyado la dictadura. Todavía están a tiempo (...) Que hagan una conferencia de prensa y digan 'nunca más vamos a apoyar un golpe de estado' los señores de las cámaras empresariales", afirmó. "Si hubo alguien en este país que protagonizó la batalla por la democracia fue la clase obrera", continuó.


También invitaron al Partido Nacional a unirse a la campaña de recolección de firmas para anular la Ley de Caducidad.
En conversación con Montevideo Portal, el dirigente Luis Puig calificó como "muy positiva" la convocatoria: "había varias cuadras de trabajadores", afirmó.


Puig afirmó que las cámaras empresariales aún están a tiempo de realizar una autocrítica ante su apoyo al golpe de estado y destacó también el apoyo de las sociedades rurales argentinas a las cámaras empresariales de nuestro país.


Consultado sobre la pertinencia de realizar un reclamo salarial en el día en que se recuerda el golpe de Estado, Puig respondió: "Mejorar las condiciones de vida, también es un aspecto democrático esencial, la democracia no puede ser formal (…) el golpe de Estado se dio para emprender un plan económico que iba en contra de las mayorías nacionales, para robarle a los trabajadores seis mil millones de dólares, para eso. Hoy estamos pagando consecuencias de la dictadura. Consejos de salario, ocho horas para los trabajadores rurales, eso también es democracia.


Fuente: Montevideo portal






Si este mundo fuera el que dice ser...



Joaquín Torres García



Koldo Campos Sagaseta


Si existiera la justicia, más allá de la burla de la toga y el birrete; si la ética no fuera un mal respingo, por ende inoportuna y nada lucrativa; si los medios fueran independientes y no cautivos de los intereses de sus dueños; si la verdad no estuviera secuestrada tras un código de barras y fuera la dignidad la única propuesta; si los discursos no fueran peroratas y sí compromiso de intenciones; si la impunidad no siguiera amparando a quienes no responden a la vergüenza de sus cargos y son, además, recompensados con cargos sin vergüenza; si este mundo fuera otro, personajes como George Bush, y apelo a la memoria de hasta los desmemoriados, ya habría sido juzgado y condenado.

No importa qué inventario se haga de los cargos, en todos sobresaldría el incumbente: genocidios, terrorismo, éxodos, secuestros, tortura, desaparecidos, robo, estafa, negligencia criminal…

Sin embargo, todos los días nos informan los medios, sin los habituales sarcasmos que acostumbran con ciertos líderes latinoamericanos, que el presidente George W. Bush, en su lucha contra el terrorismo, se dispone a implementar tal o cual medida, como si fuera creíble la citada lucha o mereciera respeto, al margen de su delictiva hoja de servicios, la palabra de un contumaz mentiroso, de un embaucador compulsivo.

Y asistes a través de los medios, sin la criticidad que generosos derrochan cuando aluden a Chávez, por ejemplo, al entrañable recibimiento otorgado al presidente Bush en el Vaticano, al efusivo trato que le dispensara su Santidad y que nadie mejor que Ernesto Cardenal para valorar.

Una ministra española estrecha la mano, durante uno de esos viajes de trabajo a un exótico país africano, de una especie de sultán local acompañado de su harén. Cerrado el negocio y de vuelta a la civilización, la ministra lamenta haber tenido el gesto y alega ignorancia. Pero esa ministra y otros como ella no dudan en regalar la mano o cualquier otro atributo, que mejor me callo, a personajes de la catadura de George Bush o de sus muchos cómplices, sin que les afecte la vergüenza ni tengan que arrepentirse más tarde.

Si este mundo fuera el que dice ser, tal vez, George Bush nunca habría sido posible.

Pero este mundo no es el que soñamos, sino el que padecemos. Y por ello, ciertos personajes como George Bush, igual da el primero que el segundo, siguen dictando los destinos del mundo y decidiendo el bien y el mal.

Son la salvaguarda contra el cambio climático que ellos han provocado, la respuesta adecuada a la crisis que su modelo de desarrollo multiplica; la solución al problema del hambre que sus políticas generan, la garantía de la seguridad del mundo ante la amenaza terrorista que nadie como ellos encarna; la reserva espiritual frente al caos que se avecina y del que ellos, más que nadie, son los responsables. Ellos y quienes desde las sombras, esas que tanto invoca el presidente estadounidense, gobiernan realmente el mundo, su poder y sus finanzas, no desde las cuevas de Tora Bora o cualquier otro confín del planeta, sino desde Wall Street, desde el Pentágono… esos indocumentados que son los verdaderos presidentes por más que nunca vayan a elecciones y que disponen del primer mandatario como si fuera, simplemente, su relacionador público.

Y ahí siguen y ahí están, las voces y los ecos, extendiendo la muerte y el dolor por el mundo en el pleno uso de su ejercicio y ante el aplauso general de los medios.

“El que ignora la verdad es un iluso, pero el que conociéndola la llama mentira, es un delincuente” decía Bertold Brecht para que los grandes medios no ignoren de qué se les acusa.

Fuente: Rebelión





Hoy todos a firmar!!!




Esquina Montevideo adhiere a la Jornada Internacional por la recolección de firmas para Anular la Ley de Caducidad.


Si todavía no firmaste, buscá un puesto de recolección de firmas. No te olvides de llevar la Credencial, esté vencida o no.


Entre todos podemos lograr que se encuentren la VERDAD y la JUSTICIA y que NUNCA MÁS haya terrorismo de estado.



"UNÍOS CAROS COMPATRIOTAS


Y ESTAD SEGUROS


DE LA VICTORIA"


José Gervasio Artigas








A 35 AÑOS DEL GOLPE DE ESTADO




A 35 años del Golpe de Estado en nuestro país, el PIT-CNT convocó a un paro parcial. Ese día Macarena Gelman y Milka González concurrirán al Parlamento, según informó a Montevideo Portal la diputada Daniela Payseé.


Varios actos y movilizaciones se realizarán este viernes al cumplirse 35 años del Golpe de Estado. El PIT-CNT realizará un paro general parcial entre las nueve y la una de la tarde, al que se adherirán los institutos de enseñanza privada.


Los actos provocarán cortes y cambios de ruta en el transporte colectivo. Desde las 8.30 de la mañana no podrá transitarse por 18 de julio entre la calle Paraguay y Andes, por lo que los ómnibus que van por 18 de julio hacia fuera viajarán por San José hasta Paraguay. Los que van por 18 de julio, hacia el centro viajarán por Colonia entre Paraguay y Andes.


El paro tiene como cometido apoyar a los trabajadores en las negociaciones de los Consejos de Salario y reivindicar un salario mínimo de 8500 pesos, monto que ya fue categóricamente rechazado por las autoridades del Ministerio de Trabajo.


"A no olvidar a 35 años del Golpe de Estado y la Huelga General los hechos trágicos que acontecieron y que a la fecha aún no fueron zanjados", afirma otro de los puntos planteados en la convocatoria.


En tanto a las cuatro de la tarde se reunirán en el Parlamento para realizar un acto en el que se recolectarán firmas para la anulación de la Ley de Caducidad y luego, sobre la tardecita habrá un espectáculo con música en vivo, en las afueras del Palacio Legislativo.


"El 27 de junio marca hoy el aniversario de la huelga general contra la dictadura, y con ese símbolo estamos rescatando la memoria de un pueblo que enfrentó el autoritarismo", señala la convocatoria.


Por su parte, la Comisión de Derechos Humanos, realizará una actividad en la que invitó a Familiares de Detenidos Desaparecidos, quienes designaron como oradoras a Macarena Gelman y Milka González.


El acto convocado por la comisión se viene realizando desde 2006. En su primer año fueron invitados representantes de los cuatro partidos políticos con representación parlamentaria, mientras que el año pasado fueron convocados hijos nacidos en cautiverio.


"Este año resolvimos hacer esta convocatoria a Familiares, porque es un sector con el que tenemos una deuda importante, ya que los restos de desaparecidos siguen sin aparecer, es una consecuencia fuerte, no la única de lo que fue el quiebre institucional", afirmó a Montevideo Portal la diputada oficialista Daniela Paysée, integrante de la Comisión de DDHH de la Cámara Baja.


Sobre las cuatro y media de la tarde se reunirán también los fundadores de la Convención Nacional de Trabajadores (CNT), en el tercer piso de la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU) para conmemorar la huelga desatada luego de la disolución de las cámaras.


La huelga que emprendieron los delegados de cada sindicato resistió casi dos semanas: "Nosotros ya sabíamos desde la tardecita que se iban a disolver las cámaras, entonces mi tarea fue ir por todas las sedes sindicales, a avisar que no se trataba de un paro de 24 horas, sino de una huelga porque venía la dictadura. ( ) Lo que predominaba no era tanto el miedo sino la rabia y el fastidio por lo que los militares iban a hacer, en ese momento sólo sabíamos que tendría tendencias de dictadura fascista y que las fábricas serían desocupadas, pero nada más", afirmó el secretario de COFE Luis Iguini en anteriores declaraciones a Montevideo Portal.


El ex dictador, Juan María Bordaberry, recordó el 27 de junio para una biografía realizada por Miguel Ángel Campodónico: "Cuando se dice que con la disolución del Parlamento dejó de existir el Estado de Derecho, porque el decreto del Poder Ejecutivo no tenía el respaldo de ningún texto constitucional, se olvida que la situación a la que había llegado el país obligaba a disolverlo ( ) "El Uruguay estaba en un punto en el que corría el riesgo de perder mucho más que el Parlamento, ya que este órgano estaba actuando contra la sociedad misma".


Fuente: Montevideo Portal




Fragmento del documental "A las 5 en punto"

de José Pedro Charlo y Universindo Rodríguez







26 junio 2008

Compañero Salvador, presente!!!!





"La Historia es nuestra,


y la hacen los pueblos.


Estas son mis últimas palabras


y tengo la certeza de que mi sacrificio


no será en vano.


Tengo la certeza de que,


por lo menos,


será una lección moral


que castigará la felonía,


la cobardía y la traición".







Grupo de Río expresó preocupación por política migratoria europea



Los 21 miembros del Grupo de Río expresaron este miércoles su preocupación por la aprobación la semana pasada de la "directiva sobre inmigrantes" en el Parlamento Europeo, y pidieron que el tema migratorio sea abordado por las naciones de ambas regiones.


El Grupo de Río está convencido "de la necesidad de proteger y respetar de manera irrestricta los derechos humanos de los migrantes, en concordancia con las recomendaciones hechas por el propio Parlamento Europeo y los parlamentos latinoamericanos en la reciente Asamblea Eurolat", dijo la organización en un comunicado.


Al referirse a la también llamada "Directiva de Retorno", indicaron que el fenómeno migratorio "requiere de un enfoque integral que considere las contribuciones positivas que realizan los migrantes a la economía y la cultura de los países en los que residen".


El Grupo de Río, cuya Secretaría Pro Témpore está en manos de México, hizo un llamamiento a la Unión Europea para "avanzar en la agenda birregional en la materia", que permita a las partes "una mejor comprensión de las realidades de la migración, abordar los vínculos entre migración y desarrollo y garantizar un trato digno y justo a los migrantes indocumentados".


El Grupo de Río lo integran Argentina, Belice, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guayana, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.


Fuente: Telesur








25 junio 2008

Cuba registra primera vacuna para tratamiento del cáncer de pulmón



El compuesto CIMAVAX-EGF ya está patentado en

Canadá, Estados Unidos, Japón, Australia y Brasil.

(Foto: Efe)



La vacuna CIMA-VAX EGF no cura, pero incrementa el tiempo de vida de los pacientes. Además, no deteriora su calidad de vida, como lo hacen otros tratamientos invasivos.


El Centro de Inmunología Molecular (CIM) de Cuba anunció este martes el registro en el país de la primera vacuna diseñada en el mundo para el tratamiento del cáncer de pulmón.


El compuesto CIMAVAX-EGF recibió el Certificado de Registro Sanitario, informó la doctora Gisela González, especialista del CIM.


"Lo que estamos anunciando es la concesión del registro por la agencia reguladora cubana de la primera vacuna terapéutica para el cáncer de pulmón de células no pequeñas", explicó la directora del centro de investigación, Tania Crombet. "Es una vacuna que no es curativa. Nosotros tampoco queremos despertar falsas expectativas a los pacientes", agregó Crombet.


El polo científico cubano abarca 53 instituciones y a unos siete mil científicos, quienes han desarrollado entre sus productos unas diez vacunas, con mercado asegurado en cerda de 50 países.


Actualmente el compuesto se encuentra en fase de prueba en varios hospitales cubanos y en los próximos meses se probará también en Perú y Malasia. El medicamento ya está patentado en Canadá, Estados Unidos, Japón, Australia y Brasil.


Según la directora del centro de investigación, el ensayo clínico que condujo al registro de la vacuna aportó evidencia de que "incrementa la supervivencia de los pacientes y la calidad de vida". La catalogó como muy segura debido a que tiene “una alta inmunogenicidad", lo que quiere decir que la vacuna, a pesar de estar basada en una proteína propia, "es capaz de inducir una potente respuesta inmune".


Además, no deteriora su calidad de vida, como lo hacen otros tratamientos invasivos. "La caída del cabello es uno de los efectos de la quimioterapia. Este tipo de vacunas y tratamientos no provoca ese tipo de efectos adversos", explicó González. "Provoca un incremento de sobrevida en los pacientes avanzados sin tener un efecto adverso severo que afecte la calidad de vida de los pacientes", puntualizó.


Las investigaciones para el desarrollo de la vacuna comenzaron en 1992 y actualmente se lleva a cabo un exitoso ensayo con 579 pacientes en 11 hospitales de la isla.


En el mundo existen más de un millón de pacientes con cáncer pulmonar avanzado. Sólo en Cuba mueren anualmente cuatro mil 500 personas por esa causa.


Fuente: Telesur







Nuevo reconocimiento a Eduardo Galeano


Eduardo Galeano será el


primer Ciudadano Ilustre del Mercosur


La ceremonia será el jueves 3 de julio



El escritor compatriota Eduardo Galeano será investido como el primer "Ciudadano Ilustre del Mercosur" el 3 de julio próximo, en un acto que se realizará en nuestra capital, y que inaugurará el otorgamiento de esa distinción para intelectuales y personalidades destacadas de la región.


"Pensamos que al primero que debíamos tributar homenaje, inaugurando así la figura del Ciudadano Ilustre del Mercosur, es al uruguayo Eduardo Galeano", un escritor que ha contribuido a "la toma de conciencia del ser latinoamericano-sudamericano", dijo Carlos "Chacho" Alvarez, presidente de la Comisión de Representantes Permanentes del Mercosur.


Políticos e intelectuales latinoamericanos, en especial de los países que integran el bloque ­Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela­ arribaran a nuestra capital uruguaya para la premiación, el 3 de julio, en la sede del Mercosur en Montevideo.


El Premio Nobel argentino Adolfo Pérez Esquivel, y Macarena Gelman ­nieta del poeta Juan Gelman­ confirmaron su asistencia, mientras los escritores uruguayos Mario Benedetti e Idea Vilariño ­ambos de salud resentida este año­ aseguraron que se harán presentes de alguna manera.


Eduardo Hughes Galeano nació en Montevideo el 3 de setiembre de 1940. Sus libros han sido traducidos a varios idiomas. Sus trabajos trascienden géneros ortodoxos, combinando documental, ficción, periodismo, análisis político e historia. Galeano niega ser un historiador: "Soy un escritor que quisiera contribuir al rescate de la memoria secuestrada de toda América, pero sobre todo de América Latina, tierra despreciada y entrañable". Se clasifica como un periodista que estudia la globalización y sus efectos negativos.


Nació en el seno de una familia católica de clase media con ancestros galeses, alemanes, españoles e italianos. Durante su adolescencia transitó por diversos trabajos: fue mecánico de coches, recaudador, pintor de carteles, mensajero, mecanógrafo y cajero. A la edad de 14 años vendió su primera caricatura política al El Sol, el periódico semanal del partido socialista.


Comenzó su carrera como periodista a principios de los años 1960 como editor de Marcha (1960-64), un semanario que, bajo la dirección de Carlos Quijano, ejerció fuerte influencia en el pensamiento uruguayo de la época y que contó con contribuciones tales como las de Mario Vargas Llosa, Mario Benedetti, Manuel Maldonado Denis y Roberto Fernández Retamar. Durante dos años editó el diario Epoca y trabajó como editor en jefe en la prensa universitaria.


En 1973 los militares tomaron el poder y, debido a su involucramiento con corrientes de izquierda (MLN-T), Galeano fue capturado y luego forzado a escapar. Se estableció en Argentina, donde fundó la revista cultural Crisis. En 1976, cuando Jorge Rafael Videla tomó el poder en Argentina, mediante un golpe militar, su nombre fue agregado a la lista de aquellos condenados por los escuadrones de la muerte, razón por la cual se vio obligado a huir nuevamente, esta vez a España, donde escribió su famosa trilogía Memoria del fuego.


Eduardo Galeano reside desde 1985 ­tras finalizar la dictadura cívico militar­ en Montevideo, donde sigue haciendo su literatura y su periodismo de marcado tinte político.


"Las venas abiertas de América Latina" (1971) es su obra más conocida, un acta de acusación de la explotación de Latinoamérica por poderes extranjeros a partir del siglo XV. Su extensa bibliografía y minuciosa investigación permitieron al autor plasmar crudamente la problemática sociológica, económica y política de América Latina.


"Memoria del fuego", obra ampliamente aclamada por los críticos, es un relato de la historia de América, dividido en tres tomos. Sus personajes son figuras históricas, generales, artistas, revolucionarios, obreros, conquistadores y conquistados, quienes son presentados en episodios breves que reflejan a su vez la historia colonial del continente. Comienza por los mitos de creación pre-colombinos y culmina en la década de 1980.


Ha sido galardonado con el Premio Casa de las Américas en dos ocasiones: en 1975 con la novela "La canción de nosotros", y en 1978 con "Días y noches de amor y de guerra", de género testimonial.


Por otra parte, Galeano es candidato al Premio Príncipe de Asturias de las Letras que será adjudicado hoy.


Fuente: La República







24 junio 2008

63 obras de Joan Miró en Montevideo



Joan Miró, Carnival of Harlequin, 1924



La muestra consta de grabados, aguafuertes, litografías y dibujos creados por el artista catalán entre los años 50 y 70.


Sesenta y tres obras del artista catalán Joan Miró serán expuestas a partir de mañana miércoles en la muestra La magia de los sueños, en el Museo Nacional de Artes Visuales de Montevideo.


La exhibición de este genial artista nacido en Barcelona en 1893 y muerto en Palma de Mallorca en 1983 consta de grabados, aguafuertes, litografías y dibujos creados entre fines de la década del 50 y mediados de los 70, "una etapa muy importante en la trayectoria del artista", dijo Jacqueline Lacasa, directora del museo, al diario El País.


"Allí se retrotrae a las vanguardias, especialmente al surrealismo, para resignificarlas en relación al inconsciente, de ahí que la exposición se llame 'la magia de los sueños'," agregó.


"Creo que en estos cuadros, Miró expresa el juego entre el amor y el odio, las pulsiones y los aspectos regresivos, que muestra con gran expresividad en los típicos monigotes, en las manchas que se expanden y en los juegos de colores", señaló Lacasa, psicóloga de profesión.


"En general son obras que transitan entre lo abstracto y lo figurativo, donde encontramos desde la fotografía intervenida hasta las de carácter más onírico, con elementos de automatismo y trazos de carácter netamente gestual", indicó.


La muestra llegó a Montevideo tras un acuerdo con el Centro Cultural Borges de Buenos Aires, restableciendo un abandonado vínculo que permitirá que el Museo Nacional de Artes Visuales traiga a Uruguay otras exhibiciones de primera línea, dijo Lacasa al citado diario.


Agregó que se emprendieron iniciativas similares con Chile y Brasil, con el fin de crear una red de intercambios de obras de arte.


En 1996 ya había llegado a Montevideo una muestra del artista catalán, que se desarrolló en el Cabildo de Montevideo y en el Museo Nacional de Artes Visuales.
Fuente: AFP





Historia secreta de la muerte de un ídolo popular







Desbloquear a rebelion.org en wikipendia ahora!!!





Wikipedia tiene un grave problema



Miguel Ángel Llana


" Autodefinida como un esfuerzo colaborativo por crear una enciclopedia gratis, libre y accesible por todos. Permite revisar, escribir y solicitar artículos." Así comienza Google describiendo a Wikipedia en la primer entrada de las 951.000 páginas en español que el buscador ofrece de Wikipedia.

Y, " Bienvenidos a Wikipedia, la enciclopedia de contenido libre que todos pueden editar" es la descripción que la propia enciclopedia se adjudica.

Pero a pesar de estos puntos de partida tan sugerentes, algunos de sus bibliotecarios encabezados por Gusgus, han calificado a http://www.rebelion.org/ como una "fuente no neutral y verificable" y no han tenido mejor ocurrencia que considerarla como spam quedando así inexistente y excluida para cualquier referencia o consulta en Wikipedia.

El fondo de la cuestión es una trama organizada en defensa del régimen sionista israelí y no otra cosa porque, aunque esto no es ninguna novedad, todos hemos de aceptar que el apartheid de los palestinos y la ocupación permanente de Palestina es normal, contribuye a la paz internacional y resuelve el problema de los diez millones de palestinos a los que se les niega su identidad y muchas más cosas no menos importantes. Hemos de aceptar también que los intereses geoestratégicos lo justifican todo. Y, para quien esto no sea así o se le ocurra criticarlo es un spam y queda vetado en Wikipedia.

Pero ahora Wikipedia tiene un grave problema: recuperar la credibilidad.

A no ser que desee iniciar el camino del "Gran Hermano" de "1984" y deje atrás a Orwel, porque desde luego este sería el método y este el comienzo para ello.

Para recuperar la credibilidad ahora no sólo basta ya con readmitir en sus contenidos a Rebelión sino que ha de tomar medidas drásticas con los que de forma premeditada y alevosa han organizado este montaje. No es Rebelión quien tiene el problema, sino justamente Wikipedia que es quien ha de mover ficha.

Todo lo demás ya está dicho, incluso los pretendidos argumentos a base de descalificaciones y de otras argucias que contienen de todo menos rigor.

Sirva de epílogo que defiendo el proyecto Rebelión -como fácilmente puede deducirse-, pero desde luego no comparto, necesariamente, todos los artículos ni comulgo con todos los autores, faltaría más, pero deseo y apuesto porque a las decenas de personas que hacen posible el proyecto Rebelión y a los cientos de autores que colaboran les suceda lo mismo, y lo mismo a sus lectores. ¡Qué menos!

Fuente: Rebelión




23 junio 2008

Jornada Internacional de recolección de firmas y Adhesiones




Casa Uruguay en Estocolmo adhiere a la jornada del 27 de junio por la anulación de la ley de Caducidad en Uruguay e invita:


Exibición de cine testimonio con una serie de documentales donados por el periodista uruguayo Roger Rodriguez durante su visita.


Temas: Museo de la Memoria y derechos humanos.


Local: Triskel Kultur Center


Vävar Johans gata 9, Hamarby sjöstad, Sickla Udde


Hora : 19:30 hs


Juntaremos firmas contra dicha ley durante la actividad.


No olvidarse de traer el número de credencial cívica!




Casa Uruguay de Uppsala con el apoyo de los grupos solidarios; CETAL, Bolivia Chasqui, Radio Latinoamérica y Comité contra la impunidad, se adhiere a la jornada del 27 de junio por la anulación de la ley de Caducidad en Uruguay.


Nos reuniremos en el local de CETAL el viernes 27 de junio a las 17.30 hs


Juntaremos firmas contra dicha ley durante la actividad.


Quienes quieran firmar deberán traer el número de credencial cívica!


Los esperamos compañeros, no olviden que:


"Una gota con ser poco, con otra se hace aguacero"





Por más información de actividades en otros países:










La voz de los sin voz nominada al premio Príncipe de Asturias




Ilustración: Agustín Gomila



Este miércoles se darán los fallos del premio Príncipe de Asturias de las Letras. Nuestro Eduardo Galeano es uno de los 32 candidatos al mismo.

24 países enviaron sus propuestas. Junto a Galeano son candidatos, entre otros: Haruki Murakami (Japón), Ismail Kadaré (Albania), Alí Ahmad Said (Líbano), Ko Un (Corea), Jorge Semprún (España), Antonio Tabucchi (Italia), Margaret Atwood (Canadá) y Richard Ford (EEUU).

Desde Esquina Montevideo felicitamos a Eduardo por esta nominación y tenemos gran esperanza de que le sea otorgado este galardón, para el que posee sobrados méritos.

De todas formas entendemos que Eduardo Galeano ya es poseedor del mayor reconocimiento al que un autor puede aspirar. Nos referimos al de su pueblo y al de los pueblos del planeta a los que Eduardo ha sabido darles voz, sacarlos del silencio al que los grandes intereses los han confinado.

Voces como la suya nos hacen sentir orgullosos de haber nacido, al decir de Daniel Amaro, en ese sitio ”tan chatito y tan perdido que en el mapa no se ve”. Pero también nos sentimos orgullosos de su entrega y su compromiso consecuente. Sin lugar a dudas, se necesitan muchas más voces como la de Eduardo Galeano para cambiar la realidad en que vivimos. Si a su voz sumamos la tuya, la mía y la de muchos más, lograremos que otro mundo sea posible.

La brujita

Pd: Agradezco a Agustín Gomila de la Ciudad de La Plata, Argentina, que generosamente me permitió reproducir su ilustración de Galeano. Gracias Agustín!!!





100 años 1000 sueños





El comité de Solidaridad Sub-sole de Uppsala junto al Centro de Estudio y Trabajo América latina, CETAL, convocan a celebrar el Centenario del Natalicio del compañero presidente Salvador Allende, el día 26 de junio.


Esta fecha la celebraremos destacando su pensamiento e ideario, su consecuencia y ejemplo y su inquebrantable lucha por la justicia social, la libertad y el irrestricto derecho a la autodeterminación de los pueblos.


Por espacio de mil días, el presidente Allende desarrolló la experiencia de la Unidad Popular. El balance de ese agitado período es hoy patrimonio exclusivo de la historia y Salvador Allende pagó con su vida su profunda vocación democrática y su inquebrantable lealtad con su pueblo.


Su resuelta identificación con la defensa de los intereses de los pueblos de Latinoamérica incentivó la solidaridad internacional de los países hermanos con Chile y el respaldo a los esfuerzos del gobierno por obtener la independencia económica y política.


Invitamos a todos a ser partícipes de esta celebración, para que no olvidemos al ex Presidente, al articulador de un movimiento social que pudo mantener un gobierno popular por 1000 días en Chile.


Desde Uppsala nos sumamos a las actividades que se están preparando en otras ciudades de Suecia y del mundo.


La cita es el día 26 de Junio a partir de las 19:00 hrs. en el Hjortens local, ubicado en Dragarbrunnsgatan 13, 753 32 UPPSALA











Latinoamérica rechaza a una sola voz la ley anti-inmigración aprobada en Europa




Ilustración: Cristina Sampaio


De manera unánime, mandatarios y voceros calificaron la medida como discriminatoria y violatoria de los derechos humanos y manifestaron su temor por el cariz que ha tomado la política exterior europea, en pleno siglo XXI.


Gobiernos, parlamentos e instituciones regionales de América Latina expresaron su rechazo a la ley de inmigración sancionada esta semana por el Parlamento de la Unión Europea (UE), denominada "Directiva de Retorno", que criminaliza a los indocumentados y ordena su encarcelamiento.

De manera unánime, mandatarios y voceros calificaron la medida como discriminatoria y violatoria de los derechos humanos y manifestaron su temor por el cariz que ha tomado la política exterior europea, en pleno siglo XXI.


Este viernes, el Mercado Común del Sur (Mercosur) dejó por sentado su rechazo a la Directiva, que ordena el encarcelamiento en centros especiales de los inmigrantes no regularizados, por un período que va desde 6 a los 18 meses y sin derecho a un proceso jurídico. Además, contempla la expulsión de menores no acompañados y la prohibición de regresar a la UE.


Argentina, en su carácter de presidente pro-témpore del mecanismo de integración, emitió un comunicado en el que aseveró que los países del bloque "lamentan la aprobación por parte del Parlamento Europeo (el miércoles) de la Directiva de Retorno".


En la declaración, los países del Mercosur -Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay y Venezuela, así como sus asociados, Chile y Bolivia- "reafirman su firme compromiso con la promoción y el respeto irrestricto de los derechos humanos de las personas migrantes y sus familias".


Los derechos de las personas deben ser garantizados "independientemente de su condición migratoria, nacionalidad, origen étnico, género o edad", añade el texto, a la vez que destaca "la necesidad de reconocer el principio de corresponsabilidad entre los países de origen, tránsito y destino de los flujos migratorios".


El gobierno brasileño ya había "lamentado" el miércoles, a través de un comunicado, la medida europea: "Brasil, país que dio acogida a millones de inmigrantes, lamenta una decisión que contribuye a crear una percepción negativa de la inmigración", dice el texto.


La medida "va en sentido contrario al de una deseada superación de las trabas a la libre circulación de personas y de una más amplía y plena convivencia entre los pueblos", añade.


La Cancillería de Chile, por su parte, indicó que también que el Gobierno de Michelle Bachelet "lamenta" la aprobación de un nuevo plan migratorio europeo y que considera que viola los derechos fundamentales al criminalizar a los inmigrantes ilegales.


Bajo esta regulación se les somete "a procedimientos que pueden lesionar sus derechos básicos y que vulneran el principio de reunificación familiar consagrado en diversos instrumentos internacionales de derechos humanos", agregó el texto.


En el comunicado, Chile además "reclama un tratamiento justo y humanitario en favor de los inmigrantes en la Unión Europea, en correspondencia con el trato generoso y abierto que Chile y el resto de América Latina han brindado tradicionalmente a los nacionales europeos en sus territorios".


Izquierda denuncia agresión


Los gobiernos izquierdistas de la región tuvieron duras palabras contra la decisión de los Veintisiete.


El presidente de Ecuador, Rafael Correa, como titular pro témpore de la Comunidad Andina (CAN), deploró la normativa y expresó que buscarán respuestas claras, pues opinó que la medida es contradictoria, toda vez que la CAN y la UE están evaluando un acuerdo político comercial. "De qué cooperación están hablando cuando se trata de criminales a los migrantes", dijo y aseveró que si dependiera de su gobierno, "suspendería esas negociaciones" pues "¿acaso vamos a hablar solo de negocios y hacernos de la vista gorda con los derechos humanos?.


De su lado, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, manifestó que "esa ley donde establecen penas de cárcel para los inmigrantes es terrorista" ya que "incluye forma y mecanismos de chantaje para sacar a los inmigrantes de Europa". "Todo esto se llama terrorismo de Estado y lo están practicando los europeos, y nosotros lógicamente lo condenamos", enfatizó Ortega.


De igual forma, el presidente de Bolivia, Evo Morales, aseveró que la decisión de la UE es "una agresión a la humanidad y a la vida". El Jefe de Estado andino exhortó a los parlamentarios y gobernantes de la UE a ponerse "la mano en el pecho y revisar la historia". Les recordó que "en 500 años nunca se decidió expulsar a nadie" de América Latina pese a que "nos han saboteado, sauqeado, humillado, odiado y explotado".


A estas posiciones se suman la del ex presidente cubano Fidel Castro quien este viernes calificó la medida como "brutal" y el mandatario venezolano quien el jueves pasado advirtió a los países que apliquen esta normativa, que suspenderá el suministro de petróleo. "Hay que rechazar con toda el alma esta llamada Directiva del Retorno" que criminaliza a los inmigrantes, dijo Chávez.


Derecha también rechaza


Mientras que en Perú, el presidente Alan García, de centroderecha, afirmó que la medida "no es justa", ya que no se puede sancionar a muchos por los delitos de algunos pocos. García aseveró que con esta política, Europa "le da la espalda a la historia", pues excluye a los inmigrantes que han generado aportes a ese continente. El madatario peruano dijo que su Gobierno no sólo "defenderá a sus connacionales, sino a todos los latinoamericanos. Por los delitos de unos cuantos no pueden sancionar a los millones de latinoamericanos que existen".


Fuente: Telesur









22 junio 2008

Cuando ser Europeo produce vergüenza





Henry Rueda


Que les parece compatriotas, esa Europa que alguna vez produjo luces para el mundo hoy produce vergüenza al aprobar una ley de inmigración que criminaliza el derecho que tenemos todos los seres Humanos de buscar una mejor calidad de vida para si y para los suyos.

¿Es que acaso se olvidan los ciudadanos europeos que ellos alguna vez fueron inmigrantes?

¿Es que acaso olvidan los ciudadanos europeos que cuando vinieron y vieron que los países o territorios a los que llegaban tenían menor capacidad de defensa, de inmigrantes pasaron a ser conquistadores invasores?

¿Olvidaron acaso los ciudadanos europeos que la gran vida que disfrutan hoy día ha sido lograda a base de amontonar millones de muertos en sus conciencias?

¿Acaso son concientes los ciudadanos europeos que el nivel de vida que llevan es gracias a que, sus gobiernos de turno han robado y saqueado las riquezas naturales de los países de Asia, África y América?

¿Son concientes los ciudadanos europeos que durante siglos: españoles, portugueses, italianos, franceses, alemanes, holandeses, británicos (Ingleses), ocuparon territorios de Asia, África y América, humillando, matando y saqueando indiscriminadamente esos pueblos?

¿Son concientes los ciudadanos Europeos con sus aires de superioridad intelectual y étnica que la seguridad y la buena vida que hoy disfrutan es gracias a los amarillos asiáticos, a los negros africanos y a los aborígenes americanos?

¿Saben los ciudadanos europeos que la gran vida que llevan de consumismo desmedido, está sometiendo grandes regiones de la Tierra al hambre y la miseria?

¿Saben y están concientes los ciudadanos Europeos que las grandes potencias norteamericanas llámense Estados Unidos y Canadá, fueron creadas por INMIGRANTES ingleses, irlandeses, italianos y franceses?

¿Saben que estos otrora inmigrantes acabaron con la población Aborigen de la América del norte y que utilizaron las mismas técnicas usadas por los gobiernos de sus países de origen? Recuerden: esclavizar, someter, matar y saquear a los países de centro y sur América, Asia y África, ahora tampoco quieren a los inmigrantes y los persiguen y los matan o si tienen suerte los deportan.

Estos ciudadanos europeos y norteamericanos que satanizan y criminalizan a los inmigrantes, son los mismos que aplauden a sus gobiernos de turno y aupan a las transnacionales a que sigan saqueando las riquezas naturales de los pueblos del África y de la América Mestiza.

Estos ciudadanos europeos y norteamericanos tan cultos ellos, son los que no levantan ni un dedo por los pueblos del mundo sometidos al hambre y la miseria para que ellos sigan viviendo con un nivel de consumo tan alto que con lo que vive una familia “pobre” de Alemania, Inglaterra, Holanda, Canadá, vivirían de diez a quince familias pobres de África o Centroamérica.

Estos ciudadanos europeos y norteamericanos tan concientes ellos, tan piadosos ellos, son los que año tras año votan en elecciones por esos gobiernos que apoyan ocupaciones y genocidios en Irak, Afganistán, Palestina, esos mismos son los que apoyan reyes europeos que mandan a callar a presidentes electos democráticamente mientras en otros tiempos se abrazaban con los tiranos dictadores del mundo.

Esos ciudadanos europeos y norteamericanos tan inocentes ellos, tan cristianos ellos, son los que gracias a sus elegidos gobiernos se han tragado media Humanidad y aún quieren tragarse la otra media.

Esos ciudadanos Europeos y Norteamericanos son los mismos que permiten que se considere criminal a un ser Humano que es el producto de lo que sus gobiernos han hecho en el mundo.

Quisiera que la oposición Venezolana tan Cristiana ella, tan piadosa ella, tan capitalista ella y que llamó a una ley la ley “sapo” me digan que opinan de la ley anti-inmigrante que pide sapear a otros para ser botado o deportado en un mes o de lo contrario les meten un año o más presos. Solo por ser INMIGRANTES.

hruedaduarte@gmail.com

Créditos: Xenia e Tali Feld Gleiser

Fuente: Desacato




21 junio 2008

ESTADOS UNIDOS, EUROPA Y LOS DERECHOS HUMANOS




La desprestigiada forma de suspender las sanciones a Cuba que acaba de adoptar la Unión Europea el 19 de junio ha sido abordada por 16 despachos internacionales de prensa. No implica en lo absoluto consecuencia económica alguna para nuestro país. Por el contrario, las leyes extraterritoriales de Estados Unidos y, por lo tanto, su bloqueo económico y financiero continúan plenamente vigentes.

A mi edad y en mi estado de salud, uno no sabe qué tiempo va a vivir, pero desde ahora deseo consignar mi desprecio por la enorme hipocresía que encierra tal decisión. Esto se hace aún más evidente cuando coincide con la brutal medida europea de expulsar a los inmigrantes no autorizados procedentes de los países latinoamericanos, en algunos de los cuales la población en su mayoría es de origen europeo. Los emigrantes son además fruto de la explotación colonial, semicolonial y capitalista.

A Cuba, en nombre de los derechos humanos, le exigen la impunidad de los que pretenden entregar, atados de pies y manos, la patria y el pueblo al imperialismo.

Hasta las propias autoridades de México tienen que reconocer que la mafia de Miami, al servicio del gobierno de Estados Unidos, le arrebató por la fuerza ―o compró― a un importante contingente de agentes migratorios de ese país a decenas de inmigrantes ilegales arrestados en Quintana Roo, entre ellos niños inocentes transportados a la fuerza por riesgosos mares y hasta madres forzadas a emigrar. Los traficantes de personas como los de drogas, que disponen a su antojo del mayor y más codiciado mercado del mundo, han puesto en riesgo la autoridad y la moral que necesita cualquier gobierno para dirigir el Estado, derramando sangre latinoamericana por todas partes, sin contar los que mueren por emigrar a través del humillante muro fronterizo sobre lo que fue territorio de México.

La crisis de los alimentos y de la energía, los cambios climáticos y la inflación acosan a las naciones. La impotencia política reina, la ignorancia y las ilusiones tienden a generalizarse. Ninguno de los gobiernos, y menos aún los de la República Checa y Suecia, que eran renuentes a la decisión de la Unión Europea, podrían responder de forma coherente a las interrogantes que están sobre el tapete.

Mientras tanto, en Cuba los mercenarios y vendepatrias al servicio del imperio se halan los pelos y rasgan sus vestiduras en defensa de los derechos de traición e impunidad.

Tengo muchas cosas que decir, mas por hoy basta. No deseo molestar, pero vivo y pienso.

Divulgaré esta Reflexión solo por la vía de Internet hoy viernes 20 de junio de 2008.




Fidel Castro

1 y 55 p.m.



19 junio 2008

¿Qué lugar le damos a los Derechos Humanos?




Veronika Engler



Suecia, 19 de junio del 2008


El presidente de nuestro país pretende que hoy, 19 de junio, día en que se festeja el natalicio de Artigas, un manto de olvido nos tape los ojos, una amnesia colectiva que permita que víctimas y verdugos puedan darse la mano en un cordial gesto de olvido y perdón. Se olvida que la historia nos pertenece a todos, quienes la hemos vivido desde distintos ángulos y distintas épocas y quienes construyen o van a construir el futuro. Por eso es importante que demos nuestra opinión al respecto y recordemos a quienes lo olvidan, que hay temas tales como los Derechos Humanos que están por encima de cualquier especulación electoral.


Es un disparate pretender que quien alguna vez llegó a estar a merced de esa horda de sádicos y torturadores pida perdón, reivindicando así la validez de la tortura y el terrorismo de Estado. Esta idea se me antoja tan disparatada, que aún sin pertenecer a la generación que pobló las cárceles del Uruguay, sin pertenecer al grupo de aquellos que fueron nombrados sediciosos, terroristas e innombrables, no lo puedo entender.


Pertenezco a la generación que creció durante la dictadura, la generación que sufrió los allanamientos y recorrió en macabro turismo, los cuarteles y cárceles de la República Oriental del Uruguay y el paradójico Penal de Libertad para poder ver a su padre, madre o familiar. Pertenezco a la generación que sin "comerla ni beberla" sufrió la arbitrariedad que se ejerció contra el pueblo.


Las víctimas del terrorismo de Estado fueron llevadas a un estado extremo de indefensión frente a la tortura y los torturadores.

¿En que parte del “Nunca más”, existe un lugar para la defensa de los Derechos Humanos?


¿Queremos enseñarles a nuestros hijos que la solución es cerrar los ojos, olvidar, borrar la historia. Mirar para otro lado cuando se habla de tortura, de vapuleo, de exilio?. ¿Bajar la cabeza ante las familias de los desaparecidos?.¿Es el legado que nos proponen dejar? ¿Cuál es en ese caso la fecha del entierro de nuestros valores humanos?


Lo considero una falta de respeto hacia el pueblo uruguayo, me avergüenza pensar que los familiares de los desaparecidos se ven obligados a escuchar semejante aberración. Pienso en el sufrimiento de los que nacieron en las cárceles, en los niños desaparecidos... y no lo entiendo.


¿Con qué extraña lógica nos movemos?


Tratan de cambiar la historia de nuestro país, quieren dar la imaginen de que esto fue una guerra entre dos bandos, la teoría de los dos demonios. Las razones que llevaron a la situación de enfrentamiento desaparecen, el pueblo y sus razones desaparecen junto a la oligarquía. ¿Para qué tratar de simplificar una ecuación que sigue dando resultados erróneos, si aún no se han develado las incógnitas que se necesitan para resolverla?


Espero que esto no sea un intento de menospreciar la capacidad de raciocinio y sentido común de nuestro pueblo, espero que nuestro pueblo sepa responder con la cabeza en alto que nuestros valores morales no son negociables.